Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

tribunales

La acusación particular pide que declaren Pilar Alegría y la presidenta de La Rioja por el caso Gali

Fuentes judiciales han señalado a HERALDO que es poco probable que la actual ministra de Educación y entonces delegada del Gobierno en Aragón sea citada a declarar.

Pilar Alegría, ministra de Educación, durante la entrevista que concedió a HERALDO.
Pilar Alegría, ministra de Educación.
Enrique Cidoncha

El abogado de la acusación particular, Juan Carlos Navarro, solicitó ayer al juez Lasala la declaración como testigo de la exdelegada del Gobierno en Aragón, Pilar Alegría –ministra de Educación desde el pasado 10 de julio– por si tuvo «algún conocimiento» sobre la llegada del líder Brahim Gali a la Base Aérea de Zaragoza y su escolta policial hasta el Hospital San Pedro de Logroño. Fuentes jurídicas señalaron que es «poco probable» que la actual ministra de Educación y entonces delegada del Gobierno sea citada a declarar como testigo.

Además, el letrado pidió que presté declaración la presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu, y la delegada del Gobierno en esa comunidad, María Marrodán, para saber si ordenaron el control policial del líder del Frente Polisario.

El letrado Juan Carlos Navarro alegó que sus peticiones se deben a que el conocimiento de la causa abierta por el Juzgado de Instrucción 7 de Zaragoza es paulatina. Su solicitud se produce después de que este pasado lunes le trasladaran el informe de la Brigada de Información de la Policía Nacional sobre la llegada de Gali a Logroño.

En ese sentido, el letrado reclamó también que preste testimonio el gerente del hospital, Alberto Lafuente Giménez, quien encargó el 16 de abril (dos días antes de la llegada) que se reservara una cama de uci «para un amigo suyo que venía del extranjero» (así lo declaró en el informe policial publicado ayer por HERALDO).

En la lista de testigos ha incluido al coordinador de cuidados críticos del central hospitalario riojano, Fernando Martínez (su testimonio está en el informe policial). También pide que el juez llame a Basilio Teja Ruiz, coordinador del 061 en La Rioja, y a Olga Larria, encargada del triaje del paciente Mohamed Bembatouche (identidad falsa de Gali).

Concluye con el jefe de oficina de Presidencia de La Rioja, Eliseo Sastre, cuya citación, ya autorizada, aún no tiene fecha.

Sin embargo, el titular del Juzgado de Instrucción 7 de Zaragoza, Rafael Lasala, sí ha citado a declarar como investigada a la exministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, el próximo lunes día 4 de octubre a las 13.00.

El exjefe del gabinete de Asuntos Exteriores, Camilo Villarino, declaró ante el juez Rafael Lasala el pasado 13 de septiembre que la exministra ordenó que Brahim Gali entrara por la Base de Zaragoza para ser atendido de coronavirus en Logroño. "No lo decidió ella sola", apunto, sin precisar con quién compartió la decisión. 

Villarino reconoció ante el juez que tres días antes de la llegada de Gali a la Base se lo comentó la exjefa de gabinete de la vicepresidenta de Presidencia, María Isabel Valldecabres. 

El instructor ha aceptado su declaración como testigo, pero todavía no se ha pronunciado sobre la petición de la acción popular de que acuda también a declarar la exvicepresidenta Carmen Calvo. Al ser aforada, como diputada, debería hacerlo desde el Congreso.

El presidente Pedro Sánchez defendió la forma de proceder con el líder del Frente Polisario Brahim Gali el pasado 18 de abril, cuando entró en territorio nacional sin pasar el control de pasaportes para ser trasladado a un hospital de Logroño. Sánchez alegó razones humanitarias, ya que sufría una covid severa, pero insistió en que todo se hizo conforme a la ley. Sin embargo, el Partido Popular ha anunciado que pedirá una comisión de investigación en el Congreso de los Diputados para saber quien fue "la X" que dio el permiso.

Los pormenores de la llegada del líder del Frente Polisario, Brahim Gali, a Zaragoza el pasado 18 de abril empiezan a conocerse cinco meses después. Los responsables del hospital San Pedro de Logroño han manifestado que el Gobierno reservó dos días antes de su llegada (el 16 de abril) "una habitación de uci" para tratar a "un paciente covid que proviene del extranjero", sin especificar que se trataba del líder del Frente Polisario, quien no fue identificado de antemano.

Estas declaraciones, a las que ha tenido acceso HERALDO, fueron realizadas por Fernando Martínez Soria, coordinador de Trasplantes y Cuidados Críticos del Hospital San Pedro, y Alberto Lafuente Jiménez, gerente del mismo centro hospitalario, ante la Brigada de Información de la Policía Nacional de La Rioja.

El gerente del hospital precisó ante la Policía que el jefe de la oficina de Presidencia del Gobierno de La Rioja, Eliseo Pérez Sastre, (que también será citado por el juez Rafael Lasala) le preguntó si era posible ingresar un paciente dentro del ámbito de la ayuda humanitaria. Luego le confirmó que llegaría el 18 de abril al aeropuerto de Zaragoza y, acto seguido, Alberto Lafuente pidió al coordinador de cuidados críticos "una cama libre en la uci para un paciente que proviene del extranjero".

Lafuente agregó que se coordinaron desde el hospital con el servicio riojano de Salud del 061 para enviar una ambulancia medicalizada desde Logroño a Zaragoza, y con el responsable de la uci para que fueran preparando el ingreso del paciente la noche del 18 de abril. Aun así, desconocía los informes que acompañaban al paciente.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión