Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La Audiencia no cree el testimonio de un menor y absuelve a su tío de abuso sexual

El tribunal considera que no hay pruebas de que se produjeran los hechos denunciados y que el niño podía estar influido por el divorcio de sus padres.

El acusado ha sido absuelto por falta de pruebas.
El acusado ha sido absuelto por falta de pruebas.
Heraldo

La Audiencia considera que no hay pruebas que acrediten que en algún momento Jorge L. S., de 59 años, abusó de manera continuada de su sobrino cuando este era un niño de 11 años y lo absuelve. Para el tribunal de la Sección Tercera, la cuestión controvertida en este caso consistía en dilucidar si las pruebas practicadas en el juicio habían resultado suficientes para quebrar el derecho a la presunción de inocencia del acusado. Y ha concluido que no. 

Durante la vista, Jorge L. S., defendido por el abogado Marco Antonio Navarro, negó los hechos, mientras que el menor, ahora de 13 años, y el hermanastro de este, de 20, mantuvieron la incriminación. En concreto, afirmaban que le tocaba sus partes íntimas, lo obligaba a masturbarse mientras el acusado también lo hacía; le enseñaba vídeos pornográficos y eyaculaba sobre el menor.

Los magistrados contaron con dos informes psicológicos contradictorios. Uno señala que el relato del niño es persistente, cosa que no dudan, y creíble; mientras otro pone en duda la verosimilitud del mismo. Finalmente, el tribunal se ha inclinado por este último, elaborado por la profesional del Instituto de Medicina Legal de Aragón.

La doctora Cristina Andreu, expuso que, tras someterlo a varias entrevistas y test, llegó a la conclusión de que el menor hacía un relato "general y repetitivo", no contaba "episodios concretos" y cuando se le pedía que lo hiciera y se le insistía sobre ello, manifestaba que "no recordaba".

La psicóloga concluyó también que los antecedentes del menor permitían pensar que existe una "distorsión" en el proceso de parentalización derivado del divorcio de sus padres en detrimento del padre, divorcio que, por otro lado, "acusa el menor de una manera especial". "Cabe reseñar –recoge el fallo– que en casa de su abuela donde se denuncia que acaecen los hechos, las decisiones las tomaba el acusado y no su padre, siendo esto algo no asumido por el menor".

La psicóloga puso de relieve que en sus entrevistas no había detectado ni "vergüenza" ni "sentido de culpabilidad" en el niño, algo habitual en los casos de menores abusados y que los magistrados resaltan como otro elemento a tener en cuenta en su decisión.

Durante la vista, destacó que el niño hizo un relato "breve" y un "guión repetitivo" que carecía totalmente de criterios considerados dentro de los protocolos de credibilidad. El relato carece de estructura lógica, de detalles (...), dijo Cristina Andreu.

La acusación particular pedía 6 años de cárcel para el acusado

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión