Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

barrios de zaragoza

Quejas por la tala de una higuera, símbolo en la lucha vecinal en Valdefierro

Respecto a los 200 alcorques vacíos del barrio zaragozano, el Ayuntamiento recuerda que dar respuesta a esta petición está en su programa de gobierno y ya se están seleccionando las especies de arbolado más adecuadas para plantarlas.

La higuera del parque Alto de Carabinas de Valdefierro después de ser talada.
La higuera del parque Alto de Carabinas de Valdefierro después de ser talada.
AAV Las Estrellas Valdefierro

Los vecinos del zaragozano barrio de Valdefierro lamentan la reciente tala de una higuera en el Parque del alto de Carabinas porque se trataba de un árbol que plantaron los propios vecinos hace diez años tras una intensa lucha vecinal para evitar la eliminación la masa arbórea  de su parque y que culminó con la salvación del 90% de los ejemplares.

“Los vecinos nos involucramos mucho en aquello, dormíamos junto a los árboles, protestamos y finalmente conseguimos salvar casi todo el parque”, recuerda el presidente de la Asociación de Vecinos Las Estrellas Valdefierro, Jesús Picazo. Tras este éxito, “plantamos varios árboles, entre ellos esta higuera que para nosotros era el símbolo de todo lo que se puede conseguir gracias a la unión vecinal”, explica. Además, añade, “la plantó gente mayor del barrio, lo que hacía que fuera más especial”.

Picazo afirma que los operarios de Parques y Jardines podaron algunas acacias hace unos días y “de paso cortaron la higuera”. “Cuesta mucho cuidar de los árboles para que salgan adelante y, de pronto, nos encontramos con que éste lo talan”, manifiesta sorprendido el presidente de la asociación. Tras ser consultados, desde el área de Servicios Públicos y Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza explican que uno de los equipos de poda de la empresa encargada del mantenimiento y conservación se desplazó al barrio y detectó la presencia de este ejemplar de higuera que no estaba inventariado. Es decir, que el servicio de Parques, Jardines e Infraestructuras Verde -encargado de la plantación, conservación y mantenimiento del arbolado en espacios verdes públicos y viario- no tenía conocimiento de la plantación de esta higuera en la zona verde. Algo que, desde el ayuntamiento recalcan que es “indispensable” pues cada árbol debe estar introducido en el inventario del arbolado municipal para su correcto mantenimiento y conservación. Asimismo, destacan que el ejemplar estaba plantado en una localización inapropiada para su desarrollo -debajo de unos pinos y próxima a una fuente- y presentaba la rama principal partida. Por todos estos motivos, se consideró por error que se trataba de un brote espontáneo y se procedió a su tala.

Desde el Servicio de Parques se lamenta la pérdida de este ejemplar con valor simbólico para el vecindario, pero también se solicita que cualquier futura iniciativa de plantación de arbolado en espacios públicos sea comunicada previamente por los cauces administrativos existentes para su evaluación, autorización y coordinación con los medios de mantenimiento y conservación.

A esta queja se suma otra como es la reciente tala de tres árboles que había junto a una marquesina en la calle Aldebarán, 60. Picazo muestra su asombro pues opina que “se podrían haber podado las ramas que pudieran molestar, pero no era necesario eliminarlos del todo”.

El ayuntamiento, por su parte, asegura haber llevado a cabo estas actuaciones en cumplimiento de la normativa de accesibilidad exigida para el transporte público. Dicha actuación consistía en adecuar la marquesina a estas normas, que exigen entre otras cosas el acceso libre para carritos de bebé y sillas de ruedas. Por este motivo, y tras un informe preceptivo del Servicio de Parques y Jardines, se procedió al apeo de tres ejemplares.

Alcorques vacíos

Picazo recuerda que otra de las demandas habituales de los vecinos de Valdefierro es la necesidad de hacer algo con los cerca de 200 alcorques vacíos de todo el barrio. “Esto no es nuevo, lleva así varias legislaturas, lo que para nosotros demuestra dejadez y desidia por parte de los diferentes ayuntamientos”, denuncia Picazo. “Me parece bien que el centro de la ciudad esté cuidado, pero los barrios también pagamos para que se cuide lo que tenemos”, lamenta.

Desde el área de Servicios Públicos y Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza recuerdan que uno de los objetivos del actual equipo de gobierno es que no queden alcorques vacíos en el plazo de dos años no solo en Valdefierro, sino en toda la ciudad. Un objetivo que podrá llevarse a cabo, según reiteran, una vez se adjudique el nuevo contrato de Parques y Jardines. De hecho, aseguran que ya se están seleccionando las especies de arbolado que son más propicias para los alcorques y se espera poder comenzar con esta tarea este mismo invierno. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión