Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La reparación de las goteras y filtraciones de la estación de Delicias costará 13 millones

Las deficiencias afectan a todo el complejo y se arrastran desde hace más de 16 años.

Un grupo de viajeros espera a subir al autobús de Salou, el pasado viernes, en la estación de Delicias.
Un grupo de viajeros espera a subir al autobús de Salou, en una imagen de archivo.
FRANCISCO JIMÉNEZ

Su construcción costó 237 millones de euros y ahora habrá que gastarse otros 13 millones de dinero público en reparar el reguero de goteras y filtraciones que afectan a toda la estación Zaragoza-Delicias desde hace más de dieciséis años. El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), ente público del que depende toda la red ferroviaria del país, cuenta con el preceptivo proyecto constructivo y las obras saldrán a concurso en cuanto supere el correspondiente periodo de consultas. El plazo de ejecución se alargará ocho meses, por lo que habrá que esperar, al menos, hasta el otoño del año que viene para acabar con todas sus deficiencias.

La estación intermodal cumplió el pasado mes de mayo sus primeros 18 años de servicio, pero el cúmulo de desperfectos que arrastra ha obligado al ADIF a planificar la enésima intervención en una mastodóntica estación que alcanza los 188.000 metros cuadrados construidos. Los trabajos que se van a acometer ahora pretenden arreglar todos los problemas que se acumulan a lo largo y ancho de la cubierta y afrontar la renovación de buena parte de las tuberías de evacuación del agua de lluvia, así como la acometida con la red municipal.

El alcance de las obras aún llama más la atención si se tiene en cuenta que el ADIF anunció en 2007 una reclamación a las contratistas de la estación, la UTE formada por Ferrovial y FCC tras uno de los episodios recurrentes de goteras de la cubierta, convertida en una cortina de agua como consecuencia de una tromba registrada en la ciudad. "Se debe a una mala ejecución de la obra, que no ha previsto determinadas condiciones ambientales", apuntaron entonces fuentes oficiales del ente público.

Reparación en 2011

Solo un año después, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias tuvo que gastarse 1,5 millones en actuaciones de adecuación y consolidación de acabados y elementos estructurales en diferentes zonas del edificio. En este paquete se incluyó la impermeabilización del módulo lateral del lado oeste de la techumbre.

De poco sirvió, ya que los problemas de goteras en la cubierta, tan grande como la plaza del Pilar, se han seguido reproduciendo cada vez que descarga una tormenta en la ciudad y se opta por un apaño muy criticado por los viajeros: instalar carteles amarillos de peligro en los charcos de mayor tamaño que aparecen en los vestíbulos y andenes de forma recurrente.

Con el proyecto que se va a acometer ahora, el ADIF confía en evitar definitivamente la entrada de agua en días de fuertes lluvia, "bien sea a través de las cubiertas, bien a través de la red de evacuación de aguas pluviales".

Una de las actuaciones más visibles consistirá en la sustitución de los paneles de policarbonato que recubren los lucernarios piramidales de la techumbre central, la de los andenes. Allí también se instalarán nuevos cajones de recogida de agua, así como entronques con las bajantes que discurren por los lados norte y sur de la terminal. En la fachada incluso se sustituirá el cerramiento de vidrio de los lucernarios circulares sobre la pasarela peatonal que comunica el edificio.

Daños en la estación de buses

La estación de autobuses también sufre los efectos de las goteras, por lo que se sustituirán los tramos horizontales de las bajantes de la cubierta de andenes que discurren por el falso techo de la estación. Este se llegó a derrumbar en 2008 por una filtración en la zona del vestíbulo. En el vial sobre las dársenas se reforzará la impermeabilización en el entorno de las juntas de dilatación y se sustituirá la línea de rejillas existente para ampliar la capacidad de evacuación de agua.

Además, se procederá a una serie de actuaciones en los sumideros y bajantes repartidos por toda la cubierta central, así como en la techumbre independiente del vestíbulo de salidas. En el caso del vestíbulo de llegadas, la intervención será mayor porque, además, se procederá a su completa reimpermeabilización.

El proyecto abordará igualmente la renovación de la red de tuberías de pluviales de la plaza sur hasta el colector municipal de la Almozara y nueva acometida a la red en el lado norte. Con estas intervenciones deberían pasar a la historia las filtraciones porque también se va a instalar un nuevo depósito de bombeo y se procederá a la limpieza, sustitución y ampliación de las rejillas y sumideros instalados en la plaza sur.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión