Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

Una disputa entre cuatro taxistas de Zaragoza llega a las manos y acaba en juicio

Uno de los implicados denunció a los otros por una presunta agresión en grupo, pero también comparecerá como denunciado.

Parada de taxis en el paseo de la Independencia.
Imagen de archivo de la parada de taxis en el paseo de la Independencia.
Laura Uranga

Cuatro taxistas están citados por el juzgado de instrucción número 11 de Zaragoza para declarar en un juicio rápido por la refriega en la que participaron a las 20.30 del 24 de junio frente a la cooperativa. Lo que en principio fueron solo unos reproches acabaron convirtiéndose en una pelea, en la que tres conductores se enfrentaron a otro. Los trabajadores, que permanecían junto a la sede tras las elecciones a la presidencia de la organización, mantienen una mala relación por un desencuentro relacionado con el calendario laboral.

El implicado que se enfrentó al resto, Alfredo S., arguye que fue víctima de una emboscada. Tras presuntamente insultarle, le habrían agredido en grupo y hasta propinado una patada en el pómulo y el costado derechos cuando se encontraba "inmovilizado" en el suelo. Reconoce que dio "algún golpe, pero solo como defensa".

La otra parte (Juan José M., Alejandro R. y José Ramón G., quien también presentó denuncia) mantiene un relato muy distinto. Manifestaron en comisaría que Alfredo dirigió "una peineta" a José Ramón, cuyo sindicato había resultado perdedor en los comicios, y que ello fue lo que desencadenó el enfrentamiento.

Frente a las denuncias cruzadas, el juez contará con la ayuda de las imágenes de unas cámaras de seguridad que grabaron lo sucedido. Y eso que, en un principio, la entidad propietaria de las cintas no quiso ceder la grabación, algo que no hizo hasta que un requerimiento judicial le obligó. Además del metraje captado por las videocámaras, el titular del juzgado también escrutará los partes de lesiones de Alfredo, en los que se destaca un hematoma en el pómulo derecho, dolores a nivel cervical y una escoriación en el codo derecho. El resto de los participantes en la refriega no presentaron en comisaría documentos acreditativos de ninguna lesión.

Debido a las discrepancias con los otros encartados, Alfredo fue expulsado de la asociación provincial de taxis APTZ. Él afirma que se debe a un contencioso-administrativo que promovió y que acabó por tumbar un calendario laboral.

El proceso que tendrá lugar a finales de mes será un juicio rápido en el que se valorarán los posibles delitos leves de lesiones. Al tratarse de un enjuiciamiento inmediato no hay de por medio escritos de acusación previos. Según indican fuentes del caso, "alguna de las partes ni siquiera ha llegado a declarar todavía". El juez dirimirá previsiblemente en la misma jornada si existe algún delito o no aprecia ningún tipo de ilícito. Las penas de multa que podría señalar oscilan, a priori, entre el mes y los tres.

Multados por 'secuestrar' un taxi

La pelea entre los conductores de taxi no es el único suceso relacionado con el sector que ha acabado este verano en los juzgados. El juzgado de lo Penal número 4 de Zaragoza condenó en julio a sendas multas de 360 euros a tres jóvenes que ‘secuestraron’ un taxi para ir a comprar cocaína. El conductor del vehículo reconoció en el juicio que pasó  miedo, ya que los acusados le obligaron a hacer dos giros prohibidos y le dijeron que lo iban a llevar a un lugar oscuro para robarle la recaudación y el coche. Según el taxista, llegaron a amenazarle con tirarlo al río Ebro.

Además, agentes de la Jefatura Superior de Policía de Aragón detuvieron el 8 de julio a un hombre de 39 años como presunto responsable de un delito de amenazas, lesiones, daños y estafa después de que este amenazara a un taxista con un tenedor y dañase su  vehículo tras negarse a pagar la carrera.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión