Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

exteriores

El exjefe de gabinete declara que la exministra Laya ordenó la entrada de Gali a España 

El abogado de la acusación pedirá ahora la citación de la ex responsable de Exteriores, tras escuchar a Camilo Villarino

Camiulo Villarino, con la abogada del Estado, antes de entrar a declarar en la Sala 10 de la Ciudad de la Justicia.
Camiulo Villarino, con la abogada del Estado, antes de entrar a declarar en la Sala 10 de la Ciudad de la Justicia.
Oliver Duch

La declaración del exjefe de gabinete de Asuntos Exteriores, Camilo Villarino, como investigado en el caso Gali, ha implicado a la exministra Arancha González Laya. Villarino declaró ayer ante el juez que la exresponsable de Exteriores fue quien ordenó que el líder del Frente Polisario entrara en España por la Base aérea de Zaragoza para ser atendido de coronavirus en un hospital público de Logroño.

La decisión política de la entrada de Brahim Gali, que provocó entonces la crisis con Marruecos, podría arrastrar a González Laya al Juzgado de Instrucción 7 de Zaragoza porque el abogado de la acción popular, Antonio Urdiales, anunció ayer al término de las declaraciones que tiene previsto solicitar al magistrado que cite a Arancha González Laya como investigada.

«Villarino ha declarado que recibió una llamada de la ministra y vamos a pedir que ella acuda al juzgado», manifestó el letrado que representa la acción popular. Al preguntarle quién decidió su aterrizaje en la Base de Zaragoza, precisó que, en su opinión, fue la ministra de Asuntos Exteriores, «pero no solo ella».

El exjefe de gabinete de Asuntos Exteriores, un diplomático aragonés que ha perdido la posibilidad de ser nombrado embajador de España en Rusia por la situación procesal derivada del caso Gali, estuvo declarando una hora y media por el exhaustivo interrogatorio del juez Rafael Lasala.

Carlos Villarino negó la posibilidad de que se hubiera incurrido en el delito de prevaricación, con la entrada del líder saharaui en España, porque defendió que el Código de Shengen lo permite y además les informaron que llevaba un pasaporte diplomático argelino, que luego, al presentarlo en Logroño, resultó ser falso.

Asimismo, negó que hubiera cometido un delito de encubrimiento, al permitir la entrada de Gali estando procesado por la Audiencia Nacional, puesto que desconocía tal procesamiento. Además, recordó que el caso se sobreseyó antes de regresar a Argelia.

También fueron informados de que tenían una cama en la uci del hospital de Logroño para que le atendieran, pero que el avión Gulfstream 7T-VPM donde lo trasladaron no podía aterrizar en un aeropuerto de la capital riojana y por eso llegó a la Base aérea de Zaragoza.

El teniente general, 20 minutos 

Por su parte, el teniente general Francisco Javier Fernández Sánchez, segundo Jefe de Estado Mayor del Aire, apenas declaró durante veinte minutos como testigo. El militar declaró que Villarino no le comentó quien era el pasajero del avión y según esa tesis, si Exteriores consideraba que podía entrar porque tiene un pasaporte diplomático, Defensa no está obligado a identificarlo.

«El general cree totalmente a Exteriores», aseguró el abogado de la acción popular.

En las declaraciones, que tuvieron lugar en la Sala número 10 de la Ciudad de la Justicia, estuvieron presentes dos representantes de la acusación, algo con lo que se mostró en desacuerdo la abogada del Estado, que defiende al diplomático aragonés.

Por su parte, las acusaciones también han recurrido la personación de la Abogacía del Estado porque creen que el diplomático investigado no puede ser defendido con dinero público.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión