Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

hacienda

El Ayuntamiento de Zaragoza mantuvo la presión a los morosos en 2020 con 170.141 avisos de embargo

La cifra es tan solo un 3% menor que la media de los últimos años pese al parón obligado por el estado de alarma.

Dependencias de la Agencia Municipal Tributaria, en el edificio Seminario de Zaragoza
Dependencias de la Agencia Municipal Tributaria, en el edificio Seminario de Zaragoza
Francisco Jiménez

La actual crisis sanitaria no ha variado ni un ápice la intención del Ayuntamiento de Zaragoza de evitar que los morosos se salgan con la suya. A pesar del parón administrativo por el estado de alarma y de la caída de la actividad en la ciudad, la Agencia Municipal Tributaria remitió el año pasado 170.141 avisos de embargo a vecinos que no habían pagado a tiempo sus recibos. La cifra es similar –tan solo un 3% menor–, que la media del último lustro, y las diligencias volvieron a dirigirse, mayoritariamente, contra las cuentas corrientes, los salarios y pensiones, e incluso sobre los vehículos e inmuebles.

Es el principal mecanismo a disposición del Consistorio para reclamar las facturas impagadas, que rondan el 5% del total de las emitidas. Para ello, los técnicos de Hacienda envían desde el edificio Seminario de Vía Hispanidad las denominadas diligencias de embargo, avisos para que los contribuyentes morosos cumplan con sus obligaciones con las arcas municipales. Las cifras más altas se alcanzaron en 2012, al abrigo de la anterior crisis económica, cuando se remitieron 207.492 cartas.

Desde entonces, con variaciones al alza y a la baja, la cifra se ha estabilizado en torno a las 170.000 diligencias que, como el año pasado, trataron de movilizar las deudas de los bienes o derechos de cobro de los afectados. La principal vía que utilizó en 2020 el Ayuntamiento fue el embargo de cuentas corrientes, que sumó 153.614 diligencias. Se considera que los ahorros son el recurso adecuado para atender las facturas o multas pendientes.

Sin embargo, la Administración tiene otros mecanismos para garantizar el cobro de las deudas. Un total de 8.089 avisos se ejercieron sobre los sueldos o pensiones de los morosos, mientras que 4.842 se centraron en las devoluciones de la renta. Para ello, el Consistorio cuenta con acuerdos con la Agencia Estatal Tributaria, que les permite cruzar los datos de los vecinos que no pagan sus facturas. A estas cifras hay que sumar las 138 diligencias contra créditos a corto plazo, así como el embargo de bienes inmuebles (112) y de vehículos (1.326), que permiten solventar deudas en los casos extremos.

Multas de tráfico

Uno de los motivos más habituales por los que el Ayuntamiento tienen que enviar un aviso de embargo es el impago de multas de tráfico. Muchos conductores son reacios a asumir su infracción o incluso confían en que un error en la tramitación les evite pasar por caja. El año pasado, pese a la covid, las sanciones por exceso de velocidad en la ciudad se dispararon un 142%. Y este año la recaudación por este concepto lleva el mismo camino: en agosto ya había 10,6 millones de derechos reconocidos, frente a los 10 previstos para todo el ejercicio.  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión