Zaragoza
Suscríbete

conflicto laboral

El comité del tranvía de Zaragoza rechaza la última oferta de la empresa e irá a la huelga a partir del día 8

La compañía dice que la mejora retributiva rondará el 13%, pero los trabajadores replican que está lejos de sus exigencias. La próxima reunión es el día 13, con los paros ya iniciados.

Aglomeraciones y hasta 20 minutos de espera por los paros parciales del tranvía de Zaragoza.
La huelga coincidirá con las horas punta y el inicio del curso escolar
Guillermo Mestre

El último intento de evitar la huelga del tranvía, que comenzará el día 8 de septiembre, fue en vano. Y eso que la empresa concesionaria hizo una oferta de mejora retributiva y en materia organizativa, que el comité siguió considerando "lejana" a sus pretensiones. Con estos mimbres, la huelga es inevitable y no será hasta el próximo día 13 cuando las partes vuelvan a encontrarse en el Servicio de Mediación y Arbitraje (SAMA) para buscar un acuerdo.

Las previsiones de esta huelga es que tenga un fuerte impacto, dado que no solo coincidirá con las horas punta, sino con el inicio del curso escolar. Los paros del tranvía, que se prolongarán si no hay acuerdo hasta el día 7 de octubre, se producirán de lunes a viernes, de 6.45 a 9.15 y de 13.00 a 15.30. El Ayuntamiento decretó ayer unos servicios mínimos del 60%. Además, todos los jueves y sábados de septiembre los autobuses pararán de 8.00 a las 10.00 y de las 19.00 a las 21.00.

La sociedad Los Tranvías de Zaragoza, responsable del servicio, lamentó la actitud de los trabajadores. Fuentes de la compañía explicaron que la empresa ha hecho "un gran esfuerzo a nivel económico", pero explicaron que "el comité está instalado en el no constante". En un contexto de pandemia y con unas mejoras que cifraron en el 13%, fuentes de Tranvías explicaron que por parte de los representantes de los trabajadores hay "mala fe" y una "utilización" de la ciudadanía.

La empresa explicó que a los trabajadores se les aplicará durante la duración del convenio una mejora total de alrededor del 13%, derivado de la aplicación del IPC, que en estos momentos está muy alto. Además, se ha planteado una paga de verano que consolida una parte que hasta ahora se cobraba de forma variable. Por otro lado hay un 6,5% adicional vinculado a las mejoras de tiempo. Se plantea una reducción de ocho horas de jornada al año en 2021, 2022 y 2023 hasta dejar 1.688 horas. Se proponen 4 días menos al año.

Según explicó la empresa, el sueldo actual de los empleados llega hasta los 27.000 euros anuales, con dos periodos de vacaciones de 20 días cada uno. Desde el comité se rechazaron estos datos y se detalló que las retribuciones de 2021 van de los 18.269 euros de Atención al Cliente a los 26.565 euros de operadores e inspectores. Los conductores cobran 23.253, según una tabla facilitada por los representantes de los trabajadores. También indicaron que los periodos de vacaciones son de 15 días, y que los 10 restantes corresponden a los descansos.

Los trabajadores indicaron que la propuesta que hace la compañía "es un pequeño gesto", pero que sigue "muy alejada" de las peticiones del comité. El portavoz del comité, Julio Aramendía, explicó que la subida del 13% "no es real" y que "no llega a 20 euros mensuales". "Ofrecen el IPC y crean una paga con un plus que ya teníamos", dijo. Recordó que la aspiración de los trabajadores es lograr una equiparación con los empleados del bus, que cobran un 30% más.

El comité consideró que no se cumple el proyecto de el proyecto de explotación, ni en el número de horas anuales de trabajo, ni el de de horas de formación estipuladas ni la cifra de trabajadores necesarios para el buen desarrollo de la explotación. También criticó que, según su criterio, no se regula la duración máxima de las jornadas ni la reducción de los tiempos de conducción ininterrumpida, actualmente en 5 horas y 30 minutos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión