Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ayuntamiento de zaragoza

PP-Cs y Vox ultiman un acuerdo para cubrir el agujero del presupuesto de 2020 de Zaragoza

El gobierno municipal quiere aprobar el ajuste de 8,7 millones este mes y evitará recortar las partidas de su socio.

El portavoz de Vox, Julio Calvo, y la concejal de Hacienda, María Navaro.
El portavoz de Vox, Julio Calvo, y la concejal de Hacienda, María Navaro.
Toni Galán

Tras el conflicto abierto en julio entre PP-Cs y Vox a propósito del ajuste presupuestario de 8,7 millones de euros para enjugar el agujero presupuestario de 2020 en el Ayuntamiento de Zaragoza, las aguas empiezan a volver a su cauce. Hacienda ha retomado las negociaciones con su socio prioritario y ha hecho una primera propuesta que fuentes de la formación de Abascal calificaron este jueves de "razonable".

Fuentes del bipartito no quisieron dar demasiados detalles respecto al contenido de la iniciativa, dado que todavía no están definidas todas las partidas que se verán afectadas y que no se ejecutaran este año para cuadrar las cuentas. En cualquier caso, queda descartado, al menos de momento, dejar el ajuste de las cuentas para el presupuesto de 2022 como se había valorado en un primer momento.

A la espera de que el expediente se haga público, la previsión es que no sufran recortes algunos de los proyectos que Vox defendió en la negociación del presupuesto de 2021. Es el caso de la avenida de Cataluña, entre otras, que contaba con unos 450.000 euros este año y que el gobierno local quería dejar para el año próximo dado que es inviable ejecutarlos este ejercicio, al igual que otras inversiones, como la reforma de la calle del Hayedo, bloqueada por un conflicto con una propiedad de la Diputación Provincial de Zaragoza.

Esto no significa que estas obras pueda comenzar antes de que concluya 2021, dado que ya no hay tiempo material para aprobar el proyecto, adjudicarlo a una empresa y ejecutar la partida por el dinero anunciado. Pero PP-Cs asume que no puede incluir partidas que afecten a las medidas impulsadas sus socios de investidura.

La decisión del gobierno municipal de plantear en julio no ejecutar partidas que Vox había incluido en las cuentas de este año hizo que la formación de extrema derecha se desmarcara del bipartito y se sumara al rechazo de la izquierda. PP-Cs se quedó sin mayoría y tuvieron que retirar el expediente dado que el pleno lo iba a tumbar.

Fue un serio aviso en un contexto de tensión entre el gobierno local y su socio prioritario, precisamente en un momento en el que PP y Vox estaban atravesando una fase de enfrentamiento a nivel nacional. Ahora, con las ordenanzas fiscales y los presupuestos de 2022 en la rampa de salida, el bipartito quiere aliviar las fricciones.

En el momento en el que se declaren no disponibles 8,7 millones de euros de las cuentas del presente ejercicio, la mitad de ellos vinculados a partidas de personal, se resolverá el problema del remanente negativo de tesorería con el que se cerró el ejercicio de 2020 y que alcanzó los 10,3 millones. En el pleno de junio, ya se enjugaron 1,6 millones del ‘agujero’.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión