Zaragoza
Suscríbete

sucesos en zaragoza

"Eran 15 ultras que vinieron a buscar bronca con los del Colectivo 1932"

Ocho detenidos por causar destrozos en un bar de la zona de la Romareda durante el partido entre el Real Zaragoza y el F. C. Cartagena. 

Una de las pintadas que los ultras hicieron en los servicios.
Una de las pintadas que los ultras hicieron en los servicios.
Heraldo.es

"Primero pidieron y se comportaron de forma normal, pero luego empezaron a subir y bajar a los servicios y a montar bronca. Venían con intenciones claras", contaba este miércoles la dueña del bar Zoco, donde quince ultras causaron destrozos en su negocio mientras se jugaba el partido entre el Real Zaragoza y el F. C. Cartagena en pasado lunes por la noche en la Romareda. La Policía ha detenido a ocho de estos violentos por un delito de daños. 

Explicó que tanto ella como su pareja simpatizan con el Colectivo 1932 y que piensan que los que entraron podían ser ligallos que querían enfrentarse con miembros del colectivo que después de los partidos van allí a tomarse unas copas. "No creo que fueran avispas porque con los del colectivo se llevan bien", puntualizaron. "Les preguntamos que qué eran y dijeron que del Zaragoza, pero llevaban camisetas ultras", añadieron.

El ataque se produjo sobre las 23.30, mientras se estaba jugando el partido entre el Real Zaragoza y el F. C. Cartagena en la cercana Romareda. El grupo se presentó en el bar situado en la calle Andador de los Huríes, se sentó en la terraza y pidió unas consumiciones. Al poco rato, empezaron a molestar a los clientes y a meterse con ellos.

Cuando el propietario les pidió que pararan, reaccionaron de forma violenta, se encararon con él, lo insultaron y comenzaron a tirar jarras y botellines de cerveza al suelo. Acto seguido, varios entraron en el local, subieron a los servicios que se encuentran en una planta superior y allí rompieron el pie de un lavabo, un retrete, varias baldosas y pintaron con un rotulador rojo las paredes y las puertas de los dos baños. En la calle, rompieron uno de los escalones del acceso al local.

"Al principio, no, pero enseguida se vio que buscaban bronca". El dueño del establecimiento explicó que tanto ella como su pareja simpatizan con el Colectivo 1932 y que piensan que los que entraron podían ser ligallos que querían enfrentarse con miembros del colectivo que después de los partidos van allí a tomarse unas copas. "No creo que fueran avispas porque los del avispero con los del colectivo se llevan bien", puntualizaron. "Les preguntamos que qué eran y dijeron que del Zaragoza, pero llevaban camisetas ultras", añadieron.

En las puertas del servicio tacharon todas las pegatinas alusivas al Real Zaragoza de ese grupo y ensuciaron las paredes con pintadas. Cuando se marcharon a la carrera en dirección a la calle Condes de Aragón, se entretuvieron en pinchar la rueda de un vehículo aparcado en las proximidades y causar daños en otros coches. 

Los dueños del local avisaron a la Policía y varios coches patrulla que formaban parte del dispositivo de seguridad montado por el partido de fútbol. Fueron estos agentes quienes lograron interceptar a ocho de ellos. Al cachearles, les intervinieron una pancarta y 43 pegatinas con simbología radical, así como un rotulador que coincidía con el que se habrían hecho las pintadas en el local y en los vehículos.

Por tales hechos, estos ocho jóvenes fueron detenidos y trasladados a dependencias policiales.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión