Zaragoza
Suscríbete por 1€

movilidad

Los conductores del bus de Zaragoza inician este jueves la huelga tras un nuevo fracaso de las negociaciones

Los paros parciales comenzarán a las 8.00 en medio de un clima todavía tenso entre la empresa concesionaria y los trabajadores 

El director de Avanza, Guillermo Ríos, junto a otros representantes de la empresa y miembros del comité, momentos antes de comenzar la reunión de este miércoles.
El director de Avanza, Guillermo Ríos, junto a otros representantes de la empresa y miembros del comité, momentos antes de comenzar la reunión de este miércoles.
José Miguel Marco

Una nueva reunión, pero el mismo resultado. Representantes del comité de empresa del bus urbano de Zaragoza y de la concesionaria Avanza han mantenido este miércoles un enésimo encuentro ante el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA) que se ha saldado, de nuevo, sin visos de alcanzar un acuerdo. Era la antesala a la huelga prevista a partir de mañana jueves y que, ante las posiciones tan alejadas que todavía mantienen ambas partes, no ha podido ser desconvocada. Como ya ha ocurrido en anteriores ocasiones, unos y otros se han acusado mutuamente de falta de voluntad negociadora. Así pues, la primera tanda de paros parciales de la jornada comenzará a las 8.00 y concluirá dos horas después. Posteriormente, se repetirán entre las 19.00 y las 21.00. 

El conflicto se prolonga ya desde hace más de un año y desde el pasado mes de febrero está teniendo, de forma intermitente, un efecto perjudicial en el servicio. Los trabajadores, que ayer respaldaron la huelga en referéndum con un 75% de los votos emitidos, persiguen la firma de un nuevo convenio colectivo que cumpla con sus reivindicaciones laborales y salariales, mientras que por parte de la compañía consideran que sus planteamientos no son "realistas". Esta mañana la situación se ha repetido. Los representantes sindicales han criticado a la empresa por, según han dicho, tener intención de mantener los sueldos congelados y no querer negociar, y han pedido la intervención del Ayuntamiento. Desde Avanza, sin embargo, han acusado al comité de "utilizar a los zaragozanos para tratar de imponer sus exigencias". 

Tras el encuentro, han hecho un llamamiento para que la plantilla desconvoque los paros y "negocie de buena fe, poniendo sobre la mesa planteamientos económicos realistas". "Lejos de recortar derechos estamos apostando por mantener unas buenas condiciones salariales y laborales y una gran estabilidad en el empleo", ha defendido el director de Avanza, Guillermo Ríos, que ha estado presente en la reunión, y que ha acusado al comité de seguir una "estrategia de chantaje". "La capacidad de perjudicar el servicio no se puede traducir en demandas económicas desmesuradas", ha insistido. 

Los paros están previstos todos los jueves y sábados de septiembre: los días 2, 4, 9, 11, 16, 18 y 23 en horario de 8.00 a 10.00 y de 19.00 a 21.00 para los conductores, y dos horas en cada turno en el resto de departamentos de la empresa. Además, el otro gran medio del transporte público de la ciudad, también en medio de su propio conflicto, se sumará la semana que viene a las protestas. En este caso, los trabajadores de los convoyes han planteado unos paros más agresivos, de lunes a viernes y en hora punta: de 6.45 a 9.15 y de 13.00 a 15.30, salvo el día 15, que serán de 7.15 a 10.15 y de 13.00 a 15.30. Comenzarían el 8 de septiembre y se prolongarían hasta el 7 de octubre.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión