Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

El PSOE ve "frívolos" los preparativos de las Fiestas del Pilar por el "efecto llamada"

La socialista Lola Ranera convoca una junta de portavoces para que el alcalde dé explicaciones, mientras el gobierno dice que actúa "de la mano" de Sanidad.

Lola Ranera e Ignacio Magaña (PSOE) han criticado los preparativos de las Fiestas del Pilar
Lola Ranera e Ignacio Magaña (PSOE) han criticado los preparativos de las Fiestas del Pilar
José Miguel Marco

El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Zaragoza considera una «frivolidad» los espacios y escenarios que está preparando el gobierno PP-Cs de cara a las Fiestas del Pilar de este año, que siguen en el aire a la espera de que Sanidad se pronuncie el próximo día 2. La portavoz del PSOE, Lola Ranera, pidió este jueves «corresponsabilidad» y advirtió del riesgo de «efecto llamada» que puede tener esta programación en un momento en el que todavía preocupa el número de contagios y el de ingresos hospitalarios por la covid. En cambio, la vicealcaldesa, Sara Fernández, reiteró que la planificación que están llevando a cabo es «necesaria» y que va «de la mano» de la DGA.

Ranera registró una solicitud para celebrar una junta de portavoces extraordinaria que cuente con la presencia del alcalde, Jorge Azcón, para que dé explicaciones sobre los preparativos del Pilar. El regidor dispone de plazo hasta el lunes para convocarla. «Tenemos la sensación de que el gobierno PP-Cs no es consciente de la situación epidemiológica y sanitaria en la que nos encontramos», advirtió la edil socialista un día después de que el presidente de Aragón, Javier Lambán, diera un toque de atención a los municipios que están planteando la celebración de fiestas «como si hubiéramos vuelto a la normalidad».

"Tenemos la sensación de que el gobierno PP-Cs no es consciente de la situación epidemiológica y sanitaria en la que nos encontramos"

Lambán pidió «no bajar la guardia» pese al avance de la vacunación. En la misma línea, Ranera considera que licitar recintos como el ferial de Valdespartera, con capacidad para 10.000 personas, o el de conciertos del Parque del Agua, que podría llegar a 20.000, «genera unas expectativas para los vecinos y para los sectores productivos de la ciudad que preocupan», entre otros motivos, por el riesgo de «efecto llamada». En este sentido, la edil recordó los repuntes de casos que se están registrando en municipios que han pasado por las fechas en las que habitualmente celebrarían sus fiestas patronales.

«Hay que ser corresponsable y consciente de la situación actual», remarcó Ranera, que planteó la posibilidad de destinar el presupuesto de las Fiestas del Pilar, en caso de que no se celebren, a ayudas a hosteleros y comerciantes.

En cambio, la vicealcaldesa, Sara Fernández, recordó que «las fiestas no se preparan en un mes» ya que, dijo, «hay un trabajo previo, unas licitaciones y concursos que hay que sacar para cumplir con toda la normativa».

En este sentido, la edil de Ciudadanos aseguró que ha trabajado «de la mano» con el departamento de Sanidad. «En todo momento nos hemos puesto a disposición del Gobierno de Aragón». «Tuvimos una reunión hace dos meses sobre las Fiestas del Pilar –añadió–, y con ellos acordamos, por ejemplo, que no hubiera pasacalles, evitar los actos masivos y prever en el caso de la Ofrenda de Flores una alternativa más reducida. Es lo que hemos hecho».

"Nos adaptaremos a lo que digan, y mientras estaremos preparados para programar una oferta cultural que cumpla la normativa"

Será el departamento de Sanidad el que tome la decisión última sobre las fiestas en el marco Consejo Local de Aragón ampliado, que reunirá el 2 de septiembre a los municipios, a las diputaciones provinciales y a la DGA. «Nos adaptaremos a lo que digan, y mientras estaremos preparados para programar una oferta cultural que cumpla la normativa», defendió Fernández.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión