Zaragoza
Suscríbete por 1€

jaraba

El balneario Sicilia reabre sus puertas tras 14 meses de parón por la pandemia

Van recuperando servicios y plantilla de forma paulatina y la demanda va en auge aunque buscan que el tirón veraniego se extienda

El balneario Sicilia, en Jaraba, ha vuelto a abrir sus puertas.
El balneario Sicilia, en Jaraba, ha vuelto a abrir sus puertas.
Macipe

Después de 14 meses sin actividad por la pandemia de coronavirus, el balneario Sicilia de Jaraba, con una capacidad de 120 habitaciones dobles, ha vuelto a abrir sus puertas para aprovechar el auge de la temporada veraniega y con vistas a que la demanda se estabilice en el inicio de curso. De sus más de 100 trabajadores que suelen componer su plantilla habitual, ya han vuelto cerca del 60% y sus servicios se centran especialmente en las áreas de relax, la piscina termal y estética y belleza.

"Cuando cerramos lo hicimos creyendo que serían 15 días y siempre hemos tenido en el horizonte la reapertura. Por eso ha sido un proceso muy largo y desconcertante", explica Montse Sánchez, responsable de Comunicación, que apunta que a la recuperación de momento no se ha unido el balneario Serón. "Empezamos el 30 de julio con una promoción y ha habido una buena respuesta, se van cumpliendo las expectativas y poco a poco vamos recibiendo más reservas. Y ha habido gente que nos ha ido llamando para saber cuándo abríamos", reconoce la portavoz.

Poner todo en marcha ha sido un proceso largo y costoso. "Al estar tanto tiempo cerrados, hemos tenido que poner los sistemas a punto y hacer obras porque incluso Filomena dejó bastante afección, y eso ha retrasado un poco la fecha de vuelta", detalla Sánchez. Al mismo tiempo, han tenido que adaptar su funcionamiento tradicional a las nuevas exigencias para tratar de frenar la expansión de los contagios. "Hay aforos reducidos, grupos burbuja…", enumera. De igual forma, el jardín termal se está adaptando a las circunstancias actuales y estudian cómo habilitar las saunas.

Entre las actividades que han recuperado el pulso están, principalmente, aquellas relacionadas con la estética y la belleza. "Hay protocolos nuevos, pero ya están a pleno rendimiento", reconoce. Así, en esta época se unen dos perfiles diferenciados: el cliente fijo de agosto y quienes están de paso. "Ha habido mucha gente que ha descubierto esta zona, además de que por sus atractivos naturales siempre tiene mucho movimiento", argumenta la responsable. Entre las novedades, han incluido una oferta de comida y pase a la piscina exterior para atraer más público.

Al respecto, Sánchez incide en que "es un turismo que busca el contacto con los espacios naturales, la tranquilidad, el aire libre y no sufrir aglomeraciones". "Habíamos estado por la zona, pero nunca aquí y nos habían hablado muy bien. Buscábamos desconectar y relajarnos", reconocía Antonio Latorre, procedente de Zaragoza y alojado durante cinco días en el establecimiento. "Ha sido un tiempo duro, pero estoy muy contenta de poder volver", asumía Pilar Blasco, que empezó a trabajar en el balneario en 2019.

Con vistas a aprovechar el tirón veraniego, Sánchez reconoce que "tenemos varias ideas entre manos para que la actividad continúe, porque este esfuerzo no puede ser solo para un mes". Así, adelanta que trabajan en fomentar la llegada de aquellas personas interesadas en tratamiento de termalismo y salud. "Queremos facilitar que puedan venir y empezar sus tratamientos", plantea y subraya que "se trata de visitantes que no solo están aquí, sino que se mueven por la zona y hacen que funcione el entorno: contratan visitas culturales, van a las bodegas, compran en los pueblos…".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión