Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

transporte aéreo

Zaragoza recupera vuelo regular con París cinco años después de que Ryanair lo redujera a estival

La DGA negocia la ampliación de la ruta por su elevada demanda y pacta dos frecuencias semanales.
La compañía demora hasta noviembre el estreno de Viena y la vuelta de Lisboa, Bruselas y Milán.

El aeropuerto incorporó a mediados de junio la ruta regular de Marrakech, en la fotografía, y en noviembre le debería llegar el turno a la de Viena.
El aeropuerto incorporó a mediados de junio la ruta regular de Marrakech, en la fotografía, y en noviembre le debería llegar el turno a la de Viena.
Toni Galán

El aeropuerto de Zaragoza ha recuperado finalmente la conexión regular con París que tuvo hasta el otoño de 2016 y que Ryanair convirtió de forma unilateral en vuelo estival. El Gobierno de Aragón ha negociado durante meses con la compañía de bajo coste para convencerla de que la elevada demanda existente en la capital y su zona de influencia garantiza cuadrar los números de explotación.

Como se puede comprobar en la web de la aerolínea irlandesa, las reservas se pueden hacer para agosto y los próximos siete meses, los que abarcan las temporadas de verano y de invierno, como el resto de sus conexiones regulares. Los interesados podrán volar al aeropuerto de Beauvais, en el entorno de París, dos días a la semana, los martes y sábados, en un horario que solo permite llegar a dormir a la capital francesa, pero aprovechar mediodía en la jornada de regreso: la rotación del avión, operado por Malta Air, hace que despegue de Beauvais a las 17.25 y llegue a Zaragoza a las 19.15 para regresar de nuevo a las 20.25 y aterrizar a las 22.10.

Una de las prioridades del consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, era precisamente recuperar esta conexión regular porque París es el destino de mayor demanda empresarial (67,4%), según una encuesta específica sobre la movilidad aérea de las empresas que encargó la DGAhace tres años.

La compañía española Air Nostrum voló al aeropuerto de Orly hasta hace una década y Ryanair hizo lo propio entre 2010 y 2016 al de Beauvais, situado a 70 kilómetros de la capital gala. Desde entonces, solo conectaba durante la temporada de primavera-verano aduciendo que no había suficiente demanda y de forma sorpresiva ha atendido los requerimientos, lo que conlleva la ampliación de la subvención que cobra mediante un contrato de promoción.

No es la única novedad en el aeropuerto zaragozano, dado que Ryanair estrenó finalmente a mediados de junio la anunciada conexión con Marrakech, retrasada por las restricciones a la movilidad impuestas por culpa de la pandemia.

Disponer de un enlace con Marruecos era otra de las principales peticiones del tejido empresarial aragonés, lo que llevó a la DGA a iniciar contactos con otras compañías, pero acabó cerrando el acuerdo con Ryanair. Vuela dos días a la semana (los miércoles y domingos), aunque ahora en agosto lo refuerza con una tercera frecuencia los martes, justificada por el regreso de muchas familias marroquíes para ver a sus familiares y respaldada por la elevada ocupación que ha obtenido en el primer mes de explotación.

El enésimo retraso

La compañía irlandesa solo ha retomado la mitad de los vuelos de Zaragoza, tal y como que se puede consultar en su web. A los de Marrakech y París se suman los de Londres y Palma de Mallorca. Su único destino nacional es otra de las novedades, dado que ha entrado a competir con dos rivales asentados en el mercado insular, Air Europa y Vueling, y lo hace como ellos para volar todo el año sin subvención pública. Si no hay cambios, mantendrá dos frecuencias semanales, la mitad de las disponibles con Londres. La capital inglesa se reforzará en noviembre con un quinto vuelo, de modo que habrá un avión los martes, miércoles, jueves, sábados y domingos.

Los otro cuatro enlaces internacionales, igualmente regulares y suspendidos por la pandemia, han sufrido sucesivos retrasos. El último los ha postergado otros dos meses, hasta finales de octubre o principios de noviembre, pero más de un viajero no se acaba de fiar tras haber comprado dos veces los billetes y habérselos anulado la compañía.

La medida afecta a una de las rutas más asentadas, la de Milán, que se retomará el 31 de octubre. En este caso, la asegurada demanda le ha llevado a comercializar tres frecuencias semanales, los miércoles, viernes y domingos hasta finales de marzo de 2022.

Los otros tres contarán únicamente con dos vuelos semanales. Es el caso del de Lisboa, que volverá el mismo día 31 de octubre si no hay más cambios y que permitirá hacer escapadas de fin de semana: el avión tiene programada su salida de Zaragoza los viernes a las 15.40 y la vuelta los domingos a las 18.25.

Viena se estrena en noviembre

Otro de los destinos que lleva años explotando Ryanair, el de Bruselas, estará disponible los miércoles y sábados. Este empezará a principios de noviembre, como la nueva ruta que permitirá al fin viajar a Centroeuropa, la anunciada con Viena y que igualmente se tuvo que demorar al estallar la pandemia. Como la de París, se operarará los martes y sábados.

Los que deberán seguir esperando son los viajeros que quieran volar a Santiago de Compostela. Este enlace regular se llegó a estrenar de forma efímera en agosto del año pasado, pero con los rebrotes se suspendió y, a diferencia del resto, no tiene fecha a estas alturas. En la web ni siquiera aparece como destino y en el Ejecutivo autonómico no pudieron concretar si finalmente se restablecerá.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión