Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

covid-19

El riesgo de sufrir el impacto socioeconómico de la pandemia, calle a calle de Zaragoza

Un estudio constata que los barrios tradicionales de la capital aragonesa son los más vulnerables frente a las consecuencias del coronavirus. El 57% de las manzanas de Las Delicias presenta un nivel "muy alto".

Fotos del barrio zaragozano de Delicias, golpeado por el coronavirus
El barrio zaragozano de Las Delicias ha sido uno de los más golpeados por el coronavirus.
TONI GALAN

Que el impacto del coronavirus va por barrios era algo que se intuía. Sin embargo, un estudio ha puesto esas impresiones sobre un mapa de Zaragoza. El trabajo ha creado un nuevo índice de vulnerabilidad frente a la covid, es decir, un indicador que valora cuáles son los factores que hacen que una zona tenga una especial predisposición a sufrir mayores daños socioeconómicos por el impacto de la pandemia. Las conclusiones dibujan un mapa en el que los barrios tradicionales como Las Delicias, Las Fuentes, San José, La Almozara o Torrero presentan una mayor vulnerabilidad, y en el que el centro y los barrios periféricos salen más beneficiados.

El trabajo lo ha elaborado la zaragozana Julia de las Obras-Loscertales, dirigida por María Zúñiga y Marcos Rodrigues, del Departamento de Geografía y Ordenación del Territorio de la Universidad de Zaragoza. Según apunta su autora, el objetivo era “hacer un análisis de la vulnerabilidad en Zaragoza, entendida como una predisposición a sufrir diversos daños” como consecuencia de la enfermedad, como la pérdida de empleo, de poder adquisitivo, etc.

Partían de la base de que el impacto de la covid no se distribuye de manera homogénea por las grandes ciudades, sino que están muy relacionados con lo vulnerables que puedan ser los habitantes de un territorio por diversos factores. Los resultados hablan de que la distribución espacial en la capital aragonesa sigue un modelo de anillos concéntricos, en el que el centro de la ciudad (la zona básica de salud de Independencia, parte del Casco y de Sagasta) tienen una vulnerabilidad baja; un segundo anillo compuesto por los citados barrios tradicionales sufre un riesgo alto o muy alto; y una tercera orla -situada en los barrios periféricos- tienen una menor vulnerabilidad por las menores densidades y por su baja edad media.

El estudio ha aplicado en toda la ciudad un indicador que se ha creado a través de una encuesta realizada a 404 expertos del ámbito sanitario, social y geográfico, entre otros. A pesar de los diversos ámbitos del que proceden estos profesionales, hay una conclusión bastante unánime de que los factores que más influyen en el impacto de la pandemia sobre un territorio son “el hacinamiento, la edad y la densidad de población”, cuenta De las Obras-Loscertales. Además, también tienen su importancia el nivel de formación, el nivel de renta, el porcentaje de población extranjera y la población femenina.

María Zúñiga pone el ejemplo de Las Delicias, uno de los distritos que sufre una mayor vulnerabilidad, donde “se concentran varios de los indicadores” que implican más riesgo. En este barrio, el más populoso de Zaragoza, el pasado verano hubo un brote importante en el que los contagios corrieron como la pólvora. En esta sexta ola sus datos también hablan de una alta capacidad de propagación.

El índice de vulnerabilidad que se ha creado se ha aplicado a varios niveles, desde los distritos de Zaragoza hasta cada manzana de la ciudad. Si se toma como referencia divisiones más amplias, como los distritos o las zona básicas de salud, se observa que no tienen el detalle suficiente, y se encubren diferencias importantes que luego se observan si se va al detalle. Ocurre, por ejemplo, en zonas básicas de salud como Casablanca, Zalfonada o avenida de Cataluña, donde el valor medio encubre las diferencias que hay entre pequeñas zonas con una vulnerabilidad muy baja y otras con un riesgo muy alto de sufrir las consecuencias de la covid.

El estudio ha ido al detalle de tres distritos concretos de Zaragoza, dos tradicionales (Las Delicias y Casco Histórico) y uno de expansión (Distrito Sur). En Las Delicias, el 57,5% de las manzanas tienen un nivel muy alto de vulnerabilidad; en el Casco Histórico, el porcentaje es del 37,9%; y en Distrito Sur, solo una manzana -que coincide con una residencia- presenta el riesgo máximo frente a la pandemia. Las características del barrio -con gente joven, calles anchas, pisos de un tamaño más adecuado…- hacen que la vulnerabilidad sea menor.

El estudio tiene en cuenta que el diseño urbanístico de los barrios y la calidad de la vivienda son determinantes en la densidad de población y en el precio del suelo. Esto influye en algunos de los factores analizados para elaborar el índice de vulnerabilidad frente a la covid, como el hacinamiento, la renta, el nivel de formación, el porcentaje de población extranjera… Lo que hace que se creen claramente focos de vulnerabilidad especialmente importantes dentro de los barrios.

Según los autores del estudio, el hecho de ubicar los nichos de vulnerabilidad debería ser “un instrumento fundamental para la gestión y la toma de decisiones durante la pandemia y después”. María Zúñiga apunta que, por ejemplo, se podía haber tenido en cuenta a la hora de afrontar el proceso de vacunación: “Está claro que primero hay que vacunar a los colectivos que pueden sufrir mayores daños, pero también se podría haber introducido el criterio espacial y ver en qué zonas había una mayor vulnerabilidad frente a la pandemia”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión