Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

tribunales

El exconcejal de Novallas que insultó en Facebook a Iglesias y Echenique se enfrenta a 3 años y medio de cárcel

La Fiscalía solo aprecia un delito leve de amenazas en los comentarios que Eloy Valero publicó a través de las redes sociales. La defensa pedirá la absolución.

Echenique e Iglesias este lunes.
Imagen de archivo de Pablo Iglesias y Pablo Echenique.
Efe

El que fuera concejal de Novallas y miembro del consejo comarcal de Tarazona y el Moncayo por el Partido Popular, Eloy Valero, se enfrenta a una posible condena de tres años y medio de prisión por los insultos que profirió contra el entonces vicepresidente del Gobierno de España, Pablo Iglesias, y el actual portavoz de Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados, Pablo Echenique. Los dos políticos consideran que los comentarios que el encausado publicó a través de la red social Facebook serían constitutivos de un delito de amenazas, otro contra las instituciones del Estado y un tercero de odio. De ahí que ahora, a través su abogada, Marta Flor Núñez, se haya dirigido al titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Tarazona, que instruye la causa, para pedir la apertura de juicio oral contra el investigado.

Cuando prestaron declaración por videoconferencia desde Madrid el pasado mes de abril, tanto Iglesias como Echenique reconocieron sentirse perjudicados de alguna manera por las descalificaciones de Valero. Y aunque este último aprovechó su comparecencia ante la instructora para solicitarles públicamente disculpas, ninguno de ellos las ha aceptado. Según explica ahora su letrada a través de su escrito de calificación, «porque los perjudicados entienden que se el encausado se ha negado a reconocer que su conducta fue absolutamente injustificable y reprochable».

Cabe recordar que las pesquisas contra Eloy Valero se iniciaron en la primavera de 2020 a raíz de la denuncia que presentó la asociación cultural Tierra y Culturas ante la Fiscalía. «Ojalá cuando pase esto los asesinen a la vista de sus mujeres e hijos» o «eres un caracol baboso, arrastrado y cornudo» fueron algunos de los insultos que llegó a escribir el exedil.

Los comentarios del exconcejal provocaron una enorme polémica y le abocaron a la dimisión.    El propio presidente del Gobierno aragonés, Javier Lambán, llegó a manifestar que «una persona capaz de escribir esos mensajes no debería estar en la política activa ni un minuto más». Finalmente, el investigado también retiró los comentarios de su cuenta de Facebook.

La Fiscalía le resta importancia

Para la Fiscalía, los mensajes investigados «traspasan los límites de la sana crítica», pero solo cabrían ser calificados, a su entender, como un delito de amenazas leve. Y solo aquellos dirigidos contra el exvicepresidente del Gobierno de la nación Pablo Iglesias. En cuanto a las expresiones vertidas contra Pablo Echenique,  considera el Ministerio Público que procede el sobreseimiento de las mismas, ya que se tratarían de cuatro insultos –«caracol baboso, arrastrado y cornudo, cucaracha sin patas»– de «entidad leve». Porque si bien los considera «totalmente reprochables desde el punto de vista ético», al haber sido despenalizadas las injurias leves, no cabe su castigo desde el ámbito penal.

La acusación pública recuerda que el exedil de Novallas formuló los comentarios a través de su cuenta personal de Facebook, «en un ámbito puramente local y muy restringido». Según esta parte, el investigado «nunca llegó a imaginar que llegara al conocimiento de estos (por Iglesias yEchenique)». Pero los insultos trascendieron al ámbito mediático y Eloy Valero acabó dimitiendo.

El abogado Javier Osés, que asiste al acusado, todavía no ha remitido su escrito de defensa al juzgado de Tarazona. Sin embargo, siempre ha mantenido que su cliente no habría cometido delito alguno. Según el abogado, los mensajes tuvieron «poca o nula difusión» y fueron retirados en cuanto se desató la polémica. Pero va incluso más allá.«Está claro que quienes gobiernan, abanderan y promueven la libertad de expresión por encima del descrédito ajeno no pueden quedar por encima de sus propios cánones de conducta y pretender aplicar la ley del embudo a su caprichoso arbitrio e irregular vara de medir», apunta.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión