Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Las cofradías de Calatayud, el alma de la tradición y la fiesta

Tras dos años de trabajo, un libro recoge la actividad de las 23 entidades y las dos asociaciones que siguen activas.

El preboste saliente cede la custodia de la imagen del santo, la vara y la reliquia al preboste entrante.
El preboste saliente cede la custodia de la imagen del santo, la vara y la reliquia al preboste entrante.
Maci

Prebostes entrantes y salientes, romerías, procesiones, actos religiosos y culturales, reuniones y hogueras, entre otros elementos, son los mimbres que van conformando muchas tradiciones. Para hacer un retrato de las que ponen en marcha las llamadas cofradías de gloria en Calatayud, Manuel Casado -al texto- y Jesús Macipe -en la fotografía- invirtieron cerca de dos años en seguir la actividad de 23 de estas entidades y dos asociaciones. Esa radiografía se recoge ahora en el libro ‘Las Cofradías de Calatayud. El alma de la tradición y de la fiesta’, editado por el Centro de Estudios Bilbilitanos (CEB) del que ambos son consejeros.

"La principal conclusión que hemos obtenido es que es un legado que ha pasado generación tras generación, que es historia viva de la ciudad y que aporta mucha riqueza", sintetiza Casado. Este proyecto parte de la base del trabajo de José Ángel Urzay, que en 2006 tomó forma en los dos volúmenes de ‘Cultura popular de la Comunidad de Calatayud’ y ya vio la luz con una exposición en el aula cultural San Benito. "Ha sido mucho tiempo dedicado a realizar los contactos, las visitas, las entrevistas", reconoce Casado.

Todo ese trabajo de campo lo pudieron hacer por suerte justo antes de que estallase la pandemia. "Hemos podido completar el ciclo anual, aunque algunos detalles los tuve que terminar por teléfono", reconoce Casado. Sin embargo, el investigador también señala que eso ha implicado que esta obra gane un mayor peso ya que "muchos presidentes, cofrades y prebostes nos han dicho que esto hará que, a pesar del frenazo por el coronavirus, las celebraciones se retomen incluso con más fuerza".

En este proyecto, explica Casado, se han centrado en las llamadas cofradías de gloria, aunque también se recogen y se deja constancia de las sacramentales y las penitenciales. "Nos hemos centrado en estas porque las sacramentales y penitenciales necesitan de un proyecto aparte", reconoce. También se deja constancia de aquellas entidades que han desaparecido con el paso de los años y la recopilación ahonda hasta la Edad Media: "Se ha hecho con mucho respeto y rigor histórico y damos una visión de su pasado, de su situación actual y sus perspectivas de futuro".

Esta es la publicación 163 del Centro de Estudios Bilbilitanos, a cuyo frente se encuentra desde abril Jesús Gil Alejandre. "Es un libro que une tanto la parte inmaterial como la material, el componente emocional y los elementos que representan a esa cofradía", apunta Gil, que remarca la ayuda para financiarlo desde el Ayuntamiento de Calatayud. A su vez valora que "sí que había trabajos parciales o individuales, pero ninguno con esta profundidad».

Por su parte, Jesús Macipe, encargado de capturar las escenas más significativas en la actividad de estas cofradías y colaborador de HERALDO, recalca que "es un libro que ayudará a conocer las cofradías y a que ellas se conozcan a sí mismas". En total, son 1.200 fotografías tomadas desde su objetivo, de las que en el libro aparecen 96, que se suman a 134 de los cofrades y casi otro centenar de otros autores y los fondos del CEB. "En las mías se une la imagen humanista y documentalista, de capturar lo efímero", concluye Macipe.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión