Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

El megacontrato de la limpieza urbana en Zaragoza saldrá a concurso la próxima semana por 700 millones de euros

La nueva concesionaria, que se haría cargo del servicio en 2022, tendrá la gestión durante 10 años. Los pliegos prevén el contenedor para la basura orgánica y un nuevo plan frente a las pandemias.

Un operario de limpieza barre el suelo junto al estadio de La Romareda, ayer.
Un operario de limpieza barre el suelo junto al estadio de La Romareda, ayer.
Marcos Cebrián

Tras meses de espera y superado su periodo máximo el pasado noviembre, el Ayuntamiento de Zaragoza ya tiene listo los pliegos de condiciones del contrato más importante de la ciudad por su cuantía económica: la limpieza pública y la recogida de basuras. El concurso público, que se aprobará en el gobierno municipal de la próxima semana, fijará un presupuesto de unos 700 millones de euros por los 10 años de servicio. Los trámites de adjudicación se alargarán previsiblemente hasta finales de año para que la empresa se haga cargo del servicio en 2022.

Así lo anunció este miércoles la concejal de Servicios Públicos, Natalia Chueca, durante su comparecencia en la comisión de su área, en la que trazó algunas de las características de los pliegos de condiciones. La gran novedad, como ya se había anunciado, será la incorporación en toda la ciudad del quinto contenedor, que servirá para separar la basura orgánica del resto. Pero además, avanzó que se reforzarán servicios en verano y fines de semana, habrá programas especiales para atender problemas específicos (zonas de botellón, mascotas, desbordamientos...), se incorporarán vehículos eléctricos y de gas o se pondrán en marcha sistemas de control, quejas o avisos. No habrá división por lotes.

La edil explicó que se ha contactado con el comité de empresa durante el proceso de elaboración de los pliegos, dado que los trabajadores quedarán subrogados en la nueva compañía. "Vamos a incrementar los servicios de limpieza para poner a los ciudadanos en el centro. Aprovecharemos además las tecnologías para mejorar las condiciones del contrato", declaró Chueca en la comisión.

Sistema de 'quita y pon'

Sin entrar en demasiados detalles a la espera de que la próxima semana se conozcan los pliegos, el gran cambio será el reciclado de la basura orgánica. En el Casco Histórico y en la zona de contenedores soterrados se pondrá en marcha el sistema de ‘quita y pon’: los operarios instalarán depósitos temporales (entre cuatro y seis horas) cada día para arrojar la basura y los retirarán una vez pasado ese lapso de tiempo. Es un sistema más laborioso, según reconocen fuentes municipales, pero que servirá para paliar la falta de espacio en las vías más estrechas.

En el resto de la ciudad se instalará el quinto contenedor. Los vecinos depositarán este tipo de basura, que luego será convertida en compost para el tratamiento de los parques y zonas verdes de la ciudad. Es decir, se extrapolará la prueba piloto que se puso en marcha con éxito en 2018 en el barrio del Actur. Por otro lado, se duplicarán los equipos de recogida de grandes productores de orgánica.

Chueca destacó que con la nueva contrata se recuperarán los servicios que se vieron afectados por los recortes en 2012: se reforzarán los servicios en verano o en fines de semana, habrá programas intensivos de limpieza en distritos y barrios rurales, que se pondrán en marcha dos veces al año, y se activarán acciones de repaso para resolver problemas con contenedores desbordados. Habrá un nuevo servicio denominado ‘plan frente a pandemias’ y otro de recogida de voluminosos dirigido a la inserción social. También se incluye la recogida de aceite domiciliario usado.

Respecto a los vehículos, se quiere que sean menos contaminantes y molestos. Serán eléctricos o de gas, por lo que será necesario instalar 74 puntos de recarga y un suministro de GNC (gas natural comprimido) para los vehículos pesados. Estarán equipados con localización GPS y medición de la huella de carbono. Los camiones de la basura tendrán un sistema de aviso y protección al vulnerable para mayor seguridad. Chueca se comprometió a que habrá un sistema de control del servicio independiente de la empresa contratista.

Parques y zona azul

La edil también habló sobre otros contratos importantes del área. Explicó que el que regula el mantenimiento de los parques y jardines se licitará tras el verano, en torno a la primera quincena de septiembre, y que la nueva empresa se hará cargo del servicio a principios de 2022, "o incluso un poco antes". Habrá que esperar algo más, según contó, en el caso del estacionamiento regulado, pues ahora se están redactando los pliegos de prescripciones técnicas.

Se trata de un modelo diferente al habitual porque se va a incluir también, entre otras novedades, la gestión de la zona de bajas emisiones, lo que está causando una demora en los plazos. "Espero que a mediados del año que viene lo podamos tener ya licitado", dijo Chueca.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión