Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

Susto tras desprendese un trozo de alero y caer en una terraza del centro de Zaragoza

Un joven resultó con un hueso de la mano fracturado el pasado sábado por los cascotes que cayeron sobre una mesa de la terraza del 100 Montaditos del inmueble número 1 de Baltasar Gracián.

Zona vallada en la avenida de Goya con esquina Fernando el Católico tras el desprendimiento.
Zona vallada en la avenida de Goya con esquina Fernando el Católico tras el desprendimiento.
M. J. R.

El joven Marcos Martín, de 17 años, resultó herido con una fractura de un hueso de la mano derecha el pasado sábado por la tarde tras desprenderse un trozo de alero de la primera planta del inmueble número 1 de Baltasar Gracián de Zaragoza y caer sobre la mesa de la terraza del 100 Montaditos (en la avenida Goya) en la que el menor estaba tomando algo con un amigo.

Según han confirmado desde Bomberos de Zaragoza, el suceso ocurrió sobre las 18.47 y los cascotes cayeron desde una altura de siete metros. Tras revisar las fachadas del número 2 de Fernando el Católico con el número 1 de Baltasar Gracián, los bomberos sanearon el alero de tres balcones afectados, balizaron la zona y dieron parte urgente a Urbanismo tras el incidente, que afortunadamente no fue a mayores. El Cuerpo actuó tras el requirimiento de la Policía Local, que en todo momento garantizó la seguridad de una zona muy transitada.

El menor ha explicado que los cascotes pasaron a pocos centímetros de su cabeza y que cuando cayeron sobre la mesa la jarra que había encima explotó. "Tuve mucha suerte porque no me dio ningún cristal. En esos momentos, estaba mirando el móvil (que quedó hecho añicos) con la mano estirada. Si me llego a aproximar para verlo de cerca, me dan en la cabeza", ha afirmado.

El trozo de alero se desprendió a una altura de siete metros.
El trozo de alero se desprendió a una altura de siete metros.
M. J. R.

El joven fue atendido por una ambulancia de los Bomberos y, posteriormente, fue trasladado a Traumatología del Hospital Miguel Servet, de donde salió con la mano derecha escayolada. No obstante, antes de su llegada una estudiante de enfermería que estaba en la terraza le socorrió. "Le tumbó en el suelo porque se había mareado y le estamos muy agradecidos, al igual que su amigo Lucas. Ambos se portaron muy bien", ha asegurado  la madre de Martín, María José Remírez.

La familia del joven tiene intención de emprender acciones legales por el suceso y está a la espera de recibir el parte de la Policía Local. "Es un tema de responsabilidad civil. El estado del edificio alarma mucho y no queremos que haya que lamentar una desgracia. Mi hijo ha tenido suerte", ha indicado Remírez, que subraya que el domingo pasó por la zona y observó "otros puntos críticos" de la fachada del inmueble en cuestión. Por su parte, desde el establecimiento de hostelería no han querido hacer declaraciones.

Reparación de la fachada con carácter de urgencia

Desde Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza ya se ha realizado la visita de inspección técnica de las fachadas del número 2 de Fernando el Católico y del número 1 de Baltasar Gracián y se ha requerido por vía de providencia (es decir, con urgencia) la reparación de toda la fachada de esta última comunidad de propietarios.

Tal y como ha informado este miércoles desde Urbanismo, deberá de llevarse a cabo la reparación de las zonas afectadas y revisión de todo el bloque a la vista del "riesgo" de que nuevos desprendimientos sobre la vía pudiesen ocasionar algún daño. Esa actuación generalizada en toda la fachada del edificio emplazado en Baltasar Gracián número 1 incluye aleros de cubierta, el frente del forjado, revestimientos, cornisas, remates y zonas susceptibles de estar afectadas, entre otras actuaciones. "Y proceder a realizar obras de subsanación de los desprendimientos observados. Una vez finalizadas las mismas, la comunidad de propietarios deberá aportar el expediente con fotografías, facturas y el certificado visado emitido por el técnico encargado de las obras, en el que deberá constar su correcta ejecución", han detallado.

Fuentes de Urbanismo del Consistorio zaragozano han precisado que en la inspección técnica se comprobó el desprendimiento de trozos del frente de forjado de los voladizos de la planta primera. En el expediente se alude como posibles motivos a la oxidación de la armadura del frente de forjado de hormigón armado "por falta de recubrimiento". "Y se ha producido un aumento del volumen que ha causado la rotura y caída", tal y como se recoge en el mismo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión