Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

Filas para cambiar pesetas: "Traigo monedas de las propinas de mis abuelos"

Este miércoles termina el plazo para canjear monedas y billetes en la sede del Banco de España en Zaragoza.

Este miércoles es el último día de plazo para canjear las pesetas y muchos son los aragoneses que han esperado a última hora para acudir a la sede del Banco de España de Zaragoza para efectuar el cambio. Las filas de gente -sin cita previa- esperando su turno en la plaza de España es una estampa que se repite desde finales de la semana pasada. "Es típico de algunos españoles dejar todo para el final", comenta José María García (de Huesca), que aprovechando que ha bajado con su familia de compras a la capital aragonesa se ha acercado este lunes a la entidad bancaria.

García llevaba sobre todo billetes y alguna moneda; en total unos 140 euros. "De propio no hubiera venido. Te lo gastas en gasolina como aquel que dice. Estoy aquí desde las 11.15 esperando a la fresca en lugar de estar por tiendas. El dinero será para pagar lo que se va a gastar mi familia, que va a comprar regalos a mi nieta por aprobar el curso", dice sonriente.

Largas filas a las puertas del Banco de España de Zaragoza para cambiar pesetas

En cambio, Rosario Pérez estaba "cansada" de esperar. "Llevo desde las 9.45, son las 12.15 y aún no me ha tocado turno. Hace 15 días vine también sin cita previa, no había casi nadie y pasamos enseguida. No se pueden dejar las cosas para el final", indica esta mujer, que ya canjeó monedas y billetes por valor de 40 euros. En esta ocasión la cantidad es inferior a los 10 euros. "Por casualidad, me encontré con un sobre con billetes y monedas y ya que estamos aquí nos quedamos", añade.

Hay que destacar que las personas que tienen cita previa (se cubrió el pasado miércoles) son atendidas a su hora y que el personal del Banco de España informan en todo momento a las personas que hacen fila de las monedas y billetes susceptibles de ser cambiadas a euros para agilizar la espera. Además, también tienen la posibilidad de dejar en custodia el dinero junto a un número de cuenta bancaria y se le ingresará en euros a partir del 1 de julio.

Por su parte, Carmen Marco esperaba panciente a cambiar a euros 20.600 pesetas desde las 10.30. "Cuando me decidí a venir ya no daban cita previa. Las monedas de 2.000 pesetas me las han comprado en la fila gente de tiendas de numismática, al mismo precio que en el banco: 96 euros", explica. Aunque no es coleccionista, esta zaragozana se hizo en su momento con monedas de 2.000 pesetas que salieron entre los años 1994 a 2001. "He decidido venderdas; no las quiero guardar. Además, llevo monedas de 25, 100 y 200 pesetas de curso legal".

Unos metros por delante, Gregorio López aguardaba desde las 9.00 su turno con monedas separadas en bolsas por valor de 30.000 pesetas. "Al cambio son 180 euros. Es un dinero que no quiero perder. No pedí cita previa antes porque he estado resfriado y no sabía cuándo podía venir", asegura.

Crecer con pesetas

Mientras, el joven Antonio Gracia, de 35 años, acababa de llegar a la plaza de España cerca del mediodía. Hace cuatro meses ya canjeó monedas por valor de 100 euros con cita previa. "Fue muy rápido. Ahora vengo sin cita porque hace unos días me encontré pesetas en casa. Tengo monedas de las propinas de mis abuelos y hay que cambiarlas. Se conservan por cariño; eso nos pasará a mucha gente", comenta este joven, que por nostalgia se ha guardado dos monedas: una de 100 y otra de 500. "He crecido con pesetas hasta los 16 años", apunta.

También Marta Sancho, de 24, alude a sus abuelos, que cuando era pequeña le daban pesetas para comprarse "phoskitos". La cantidad que llevaba para cambiar era pequeña (250 pesetas en monedas de una, 25, 50 y 100), pero estaba dispuesta a esperar porque también traía varias bolsas con monedas de uno, dos y cinco céntimos de euros. 

"El sábado mi madre me recordó que eran los últimos días para cambiar pesetas. Lo vas dejando y se me olvidó. No sabía que había que coger cita previa; me voy a quedar lo que haga falta", avanzaba.

Cualquier personas física o jurídica puede hacer el cambio de pesetas a euros en las sucursales del Banco de España o en la sede central (en Madrid). En 2002, el euro sustituyó definitivamente a la peseta como moneda de curso legal y desde este miércoles pasará a ser historia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión