Zaragoza
Suscríbete

Zaragoza ultima el diseño de la Operación Calles para iniciar las obras a principios de 2022

Los proyectos de la primera fase de la avenida de Navarra, Reina Fabiola y Latassa, los más avanzados. El Ayuntamiento prevé que las reformas integrales de las siete vías salgan a concurso tras el verano

Vista de una calle de Zaragoza.
Vista de una calle de Zaragoza.
Guillermo Mestre

El Ayuntamiento de la capital aragonesa ya tiene casi a punto el diseño de los proyectos de reforma de las siete vías incluidas en la Operación Calles, así denominada por el gobierno PP-Cs. De momento, tras los primeros contactos con las entidades vecinales empiezan a tomar forma las tres más importantes por presupuesto, avenida de Navarra, Reina Fabiola y Félix Latassa, a la espera de que a partir de la próxima semana continúe el debate sobre el resto de obras, que llegarán hasta Sixto Celorrio, San Miguel, Camino de Cuarte y Ricla. En total, la inversión ascenderá a 11,4 millones que se acometerá a través de la sociedad municipal Ecociudad Zaragoza.

Según explica la concejal de Infraestructuras, Patricia Cavero, desde que se anunciara este paquete de obras en noviembre, la entidad ha seleccionado a los equipos que están redactando los proyectos. Todos estarán finalizados a lo largo del mes de julio, como muy tarde en agosto, con el objetivo de que se puedan recabar los informes de los distintos servicios municipales a lo largo del verano. El propósito de la edil es licitar entre septiembre y octubre para iniciar las obras a principios de 2022. En paralelo, hay un proceso de participación ciudadana. Esta próxima semana hay previstas reuniones con los vecinos de Latassa, Sixto Celorrio, San Miguel y Camino de Cuarte. «Estamos muy satisfechos, el proyecto va en plazo», explicó.

El Ayuntamiento ultima el diseño de la Operación Calles para iniciar las obras a principios de 2022
El Ayuntamiento ultima el diseño de la Operación Calles para iniciar las obras a principios de 2022
Heraldo.es

El proyecto más avanzado es el de la avenida de Navarra. Aunque se está trabajando en el anteproyecto de toda la calle, ya está en marcha el proyecto constructivo del tramo que se va a acometer de forma más inmediata: el comprendido entre la avenida de Madrid y el paseo de Calanda. Para una superficie de actuación de 14.400 m2, se reserva un presupuesto de 5,3 millones, casi la mitad de lo previsto para las siete calles.

El nuevo diseño transforma la antigua carretera nacional en una avenida con más espacio para el peatón y zonas verdes y de estancia. Habrá dos calzadas con dos carriles por sentido y aceras accesibles de 11 metros de anchura, en las que se habilitarán diferentes áreas, como bandas ajardinadas, fuentes y lugares de descanso. Habrá arbolado a los dos lados de la calle, especies arbustivas y zonas de sombra. Se ha previsto un carril bici segregado en el eje central, que estará conectado con el del paseo de Calanda. Además, se elimina el giro a la izquierda hacia Iriarte Reinoso en sentido entrada a la ciudad y se incorpora iluminación led en toda la calle.

Más aceras, menos párquines

La reforma de Reina Fabiola es la segunda en presupuesto: 1,7 millones para 6.000 metros cuadrados de actuación. Sus 400 metros de longitud se dividen en dos tramos. En el más largo, entre Miguel Servet y Lorenzo Pardo, la calle amplía sus aceras e introduce nueva vegetación. Esto obliga a dejar un carril de circulación y reducir casi a la mitad el número de plazas de aparcamiento, aunque esta solución ha sido acordada con los vecinos.

Se plantarán 28 árboles en una calle y se habilitará un nuevo paso de peatones junto al mercado, además de elevarse la calzada para calmar el tráfico. También se renuevan las tuberías, muy viejas, y se soterra el cableado. Entre Lorenzo Pardo y Cesáreo Alierta se mantendrá la plataforma única, aunque se renovarán todas las infraestructuras. En el cruce de esta calle y Reina Fabiola la calzada irá a cota de acera.

Trazado sinuoso

En Félix Latassa se quieren invertir 1,4 millones de euros para renovar 4.800 metros cuadrados de superficie. No habrá plataforma única, pero sí se ampliarán las aceras, con un carril de circulación. Se elimina una banda de aparcamientos para facilitar el tránsito peatonal y mejorar el acceso de los servicios de emergencia. Se está estudiando un trazado sinuoso en la calle para reducir la velocidad de la calle. Por eso, el ancho de las aceras podría variar.

Se va a elevar el paso de peatones junto al Mercado de Gran Vía, con una anchura de 10 metros. Además, al elevar la calzada al nivel de la acera se mejora la accesibilidad y se obliga a los vehículos a reducir más la velocidad. También se incorpora arbolado de porte pequeño. La reforma, como todas las de la Operación Calles, supondrá la renovación de las tuberías, que también en Latassa son de fibrocemento, un material obsoleto, contaminante y tendente a los reventones.

Avenida de Navarra, Reina Fabiola y Latassa son los diseños más avanzados y se espera tener pronto el de Ricla, donde se ha previsto un presupuesto de 585.000 de euros. Allí la renovación de las infraestructuras subterráneas es clave, dado que son frecuentes las roturas, además de la mejora de la escena urbana.

Ecociudad va a invertir 740.000 de euros en la calle de San Miguel, donde el adoquinado presenta muchos problemas. Se va a elevar la calzada para mejorar su carácter comercial. La reforma integral de Sixto Celorrio supondrá 978.000 de euros, con nuevas aceras y mejora del alumbrado. A la calle de Camino de Cuarte se destinarán 681.000 de euros.

"Zaragoza necesitaba después de muchos años de abandono, una recuperación integral y un lavado de cara de sus calles. Hay que recuperar lo que siempre se ha producido en la ciudad: la progresiva renovación de la vía pública", afirmó Patricia Cavero.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión