Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

sucesos

Los testigos de la muerte de un joven en la calle Dato de Zaragoza hablan de un único puñetazo

La jueza que investiga la muerte de Jorge V. interrogó este viernes a la mujer por la que discutieron agresor y víctima.

CONCENTRACION DE LOS AMIGOS Y FAMILIARES DE JORGE VILLAMIL EN LA CALLE DATO DE ZARAGOZA / DISCOTECA DEJA VU / 26/05/2021 / Foto : Oliver Duch[[[FOTOGRAFOS]]]
Los amigos de la víctima se concentraron junto al lugar donde cayó gravemente herido. 
Oliver Duch

La jueza que investiga la agresión que provocó la muerte de un joven de 19 años a las puertas de un bar de la calle de Eduardo Dato de Zaragoza tomó ayer declaración a cinco testigos, entre ellos, la chica con la que habían mantenido una relación sentimental agresor y víctima y por la que acabaron discutiendo. Y tanto ella como el resto coincidieron en que el encausado, Iván M. de 24 años, asestó un único puñetazo a su oponente, Jorge V., de 19 años, con tan mala suerte que este perdió el equilibrio y al caer desplomado se golpeó la cabeza contra el suelo. Los sanitarios consiguieron que llegara con vida al hospital, pero entró en coma y esa misma madrugada se produjo su fallecimiento.

Los hechos que investiga la titular del Juzgado de Instrucción número 2 se produjeron sobre las once de la noche del domingo 23 de mayo a la salida de un bar ubicado en los bajos del número 18 de la calle de Dato. Gracias a las declaraciones de los testigos, la jueza ha podido confirmar que todos los implicados estuvieron dentro del local en mesas separadas y con distintos grupos de amigos. Sin embargo, parece que, en un momento dado, Jorge V. se acercó al lugar donde se encontraba su exnovia e intentó hablar con ella. Según habría contado ayer esta última, no le hizo mucho caso, por lo que más tarde, al verla salir, decidió seguirla hasta la calle.

Al percatarse de la acción, Iván M. se levantó de su mesa y se dirigió también al exterior del establecimiento. Según los testigos, una vez fuera, el ahora investigado mantuvo una breve discusión con Jorge V., al que pidió que dejara en paz a su exnovia. Al final, contaron, el primero terminó soltando un puñetazo directo al rostro de su oponente, que cayó de espaldas al asfalto.

La defensa pedirá la libertad

Las graves consecuencia de la agresión hicieron que su autor acabara en prisión provisional. Sin embargo, su abogado, Jorge Berdún, está convencido de que pronto podría abandonar el centro penitenciario de Zuera. Según este, los testimonios de los testigos confirmarían que no hubo ninguna paliza ni intención de causar daño. Para este, su cliente sería responsable de un delito de lesiones en concurso con un delito de homicidio por imprudencia. Por ello, en cuanto se practiquen algunas nuevas pruebas, tiene previsto solicitar la libertad del encausado.

En cuanto a la supuesta huida del agresor del escenario de los hechos, Berdún recordó que este fue atacado con una botella de cristal y sufrió un corte, por lo que decidió ir a curarse. Al parecer, el propio autor de esta agresión la habría reconocido.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión