Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

sucesos 

Niega que condujera el coche que atropelló y mató al edil de Luceni y queda libre con cargos

El sospechoso es un vecino de Gallur de 20 años. Entre los otros cuatro investigados figuran una mujer que supuestamente viajaba de acompañante en el BMW  y un hombre que circulaba detrás en otro vehículo y al que se considera encubridor.

El detenido, Manuel C. T., a su salida del cuartel de Casetas, camino del juzgado de guardia.
El detenido, Manuel C. T., a su salida del cuartel de Casetas, camino del juzgado de guardia.
Aragón TV

El joven de Gallur detenido el lunes como presunto autor del atropello mortal del concejal de Luceni José Soria Laforga el pasado 10 de marzo y las otras cuatro personas investigadas por estos hechos han quedado en libertad con cargos. Solo el primero, Manuel C. T., de 20 años, pasó la noche en el calabozo y compareció ayer ante el juez de guardia, ya que el resto de sospechosos pudieron marcharse a casa tras contestar a las preguntas de la Guardia Civil en la Comandancia de Zaragoza. En cualquier caso, las pesquisas siguen abiertas y todos figuran a priori como encartados.

De la complejidad del caso dan cuenta los más de tres meses que ha necesitado el Grupo de Investigación de Accidentes de Tráfico (GIAT) para practicar los arrestos, así como los cientos de folios del atestado que los responsables de las pesquisas entregaron ayer al juez de guardia. La declaración del presunto autor del atropello, que no tiene antecedentes penales, comenzó sobre las tres de la tarde y no fue demasiada larga. De hecho, el vecino de Gallur se limitó a reiterar ante el titular del Juzgado de Instrucción número 1 lo que ya había dicho ante la Guardia Civil: que la tarde del 10 de marzo no conducía el BMW Serie 3 que arrolló al edil socialista de Luceni, que se hallaba en la cuneta de la carretera VP-24 terminando de sofocar un conato de incendio forestal.

Según fuentes consultadas por este diario, en la grabación que hicieron las cámaras de seguridad de una deshidratadora de alfalfa ubicada justo en frente del lugar del atropello no se distingue la matrícula del coche. Fueron los fragmentos que se desprendieron de la carrocería como consecuencia del impacto los que permitieron a los especialistas determinar el modelo, color y antigüedad. El paso siguiente fue cruzar los datos obtenidos con las bases de vehículos matriculados de la Dirección General de Tráfico (DGT), lo que arrojó la primera pista importante: una vecina con    la zona era titular de un coche de las características del que supuestamente se había dado a la fuga tras el atropello de José Soria.

La Benemérita cursó una primera visita a la mujer, pero no logró dar con el BMW. Y lo cierto es que a estas alturas su paradero sigue siendo una incógnita, ya que todo apunta a que pudo ser desguazado para eliminar posibles pruebas incriminatorias. En cualquier caso, los investigadores están convencidos de que era Manuel C.T., hijo de la dueña del coche, quien iba al volante cuando se produjo el fatal atropello. Por ello, como indicó ayer la Comandancia de Zaragoza, el joven acabó detenido por delitos de    homicidio imprudente, omisión del deber de socorro y abandono del lugar del accidente.

Tras estudiar el prolijo atestado aportado por la Benemérita y escuchar las explicaciones exculpatorias del investigado, la Fiscalía entendió que no había base suficiente para pedir la medida cautelar de prisión provisional. De ahí que el juez acabara decretando la puesta en libertad del vecino de Gallur, que tendrá que estar localizable por si se produjera alguna novedad significativa que hiciera necesario volver a interrogarlo. El magistrado ni siquiera tuvo que tomar declaración al resto de encartados, ya que ninguno pasó a disposición judicial.

El «alivio» con el que los vecinos de Luceni acogieron el lunes el esclarecimiento de los hechos y la detención del presunto autor del atropello del concejal se tornó ayer en decepción, ya que temen que la muerte de José Soria pueda quedar impune.

Una acompañante en el coche y un posible encubridor detrás

El vecino de Gallur al que la Guardia Civil atribuye el atropello mortal de Luceni, Manuel    C. T., mantiene que no conducía el vehículo que embistió al concejal del PSOE José Soria aquella aciaga tarde del 10 de marzo. Sin embargo, los especialistas del Grupo de Investigación de Accidentes de Tráfico (GIAT) no solo no le creen, sino que sospechan que en el vehículo viajaba una segunda persona como acompañante. En concreto, una mujer. De ahí que esta fuera también detenida el lunes    como presunta autora de otros cuatro delitos: homicidio por imprudencia, omisión del deber de socorro, abandono del lugar del accidente y encubrimiento. Al quedar libre tras declarar en la Comandancia de Zaragoza, tendrá que ser más adelante cuando el juez la llame para interrogarla.

En cuanto al tercer detenido, al que la Benemérita imputa un delito de encubrimiento, parece que es un varón que circulaba en otro coche justo detrás del BMW que arrolló al concejal. De los cinco investigados, tres    viven en Gallur, uno en Magallón y otro en Cortes de Navarra

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión