Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La madre acusada de intentar asesinar a su hija de una paliza, condenada a 11 años por lesiones

La Audiencia rebaja la pena a la mujer por su trastorno mental e impone 9 años de cárcel a su novio como cooperador.

La acusada uso el turno de la última palabra al final del juicio en la Audiencia de Zaragoza.
La acusada uso el turno de la última palabra al final del juicio en la Audiencia de Zaragoza.
Oliver Duch

La Audiencia de Zaragoza ha condenado finalmente a 11 años de prisión a Elena Yebra López, la madre acusada de tentativa de asesinato por la brutal paliza que propinó a su hija de solo 4 años. El tribunal considera a la mujer autora de un delito de lesiones agravadas con deformidad. Y aunque le aplica la agravantes de alevosía y parentesco, también le aprecia la atenuante de trastorno mental. En el banquillo la acompañó su entonces pareja, Constantin Mircea, condenado también a 9 años de prisión como cooperador necesario.

Las penas son elevadas, pero distan bastante de las que proponían la Fiscalía y la acusación particular, que además de considerar a los encausados autores de un delito de tentativa de asesinato les atribuían otro de violencia doméstica. En cualquier caso, el fallo no es firme y todavía cabe recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA).

La prolija sentencia, de la que ha sido ponente el magistrado Mauricio Murillo, detalla que la noche del 27 de abril de 2019 Elena golpeó "brutal e insistentemente" a su hija Sofía en su domicilio de la calle de José Zamoray, en el barrio del Gancho, "pegándole en la cabeza y varias partes del cuerpo en presencia de Constantin, que no hizo nada por evitarlo". La niña perdió el conocimiento y los dos acusados intentaron reanimarla. Llamaron a la Policía y a urgencias, donde los sanitarios lograron salvarla "por quince minutos", indicaron los forenses José Manuel Arredondo y Salvador Baena.

La fiscal y la acusación particular, a cargo de la DGA, solicitaban 25 años de cárcel por la tentativa de asesinato. Sin embargo, la Audiencia reconoce que los acusados intentaron salvar a la niña, como sostuvieron los abogados defensores Alejandro Giménez y José Luis Melguizo, y por eso reduce las penas a 11 y 9 años, respectivamente, por un delito de lesiones agravadas.

El fallo asume que cuando cesó la acción de golpear a la niña, esta fue tomada en brazos por Constantin para reanimarla, con ayuda de Elena. "La actividad desplegada en el tiempo preciso por parte de los acusados impide el desenlace fatal de los hechos y por ello debe de aplicarse el desistimiento en su modalidad de activa", concluye el tribunal. De esta manera, descarta que la pareja cometiera la tentativa de asesinato.

Aunque "la autoría material" y "directa" de la agresión corrió a cargo de Elena Yebra López, los magistrados consideran que Constantin Mircea también fue responsable de lo ocurrido, ya que tenía "el dominio funcional del hecho". De ahí que condenen al hombre por una comisión por omisión de los hechos.

Una única agresión

El tribunal absuelve a los dos acusados de un delito de lesiones previo a la noche de autos así como de otro de violencia doméstica habitual, por los que les solicitaban cinco años de cárcel. Considera que no queda probado que las agresiones de la madre y su compañero a la niña fueran continuas.

"El resultado del juicio ha sido la consideración de un único acto violento sobre la menor en los acaecidos el 27 de abril de 2019", señala el fallo, por el testimonio de dos psicólogas del Instituto Aragonés de Seguridad Social.

Una de las obsesiones de la madre era no perder a su hija (es la tercera y las dos mayores ya no están con ella). Pero los magistrados le aplican la inhabilitación especial para el ejercicio de la patria potestad al ser la pena impuesta igual o superior a diez años. También le prohíben acercarse a la niña a menos de 500 metros durante quince años (a Constantin se le aplica esta distancia durante trece años).

La sentencia establece que ambos acusados deberán indemnizar al Gobierno de Aragón con 67.245 euros por la atención médica prestada a la menor, así como una compensación económica de 168.678 euros por las lesiones, secuelas y daño moral para los actuales tutores de la niña.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión