Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

sanidad

El Ejército desmonta la carpa que instaló en el parquin del Clínico hace 10 meses

El centro sanitario solicitó la retirada del equipamiento al considerar que ya no es necesario ante la evolución favorable de la pandemia de covid-19.

La carpa que instaló el Ejército en el aparcamiento del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza ha dejado de estar operativa esta semana, diez meses después. Los militares que se encargaron de su instalación a mediados de agosto se han ocupado este jueves por la mañana también de su desmontaje. El centro sanitario solicitó la retirada de este equipamiento tras considerar que ya no es necesario, dada la evolución positiva de la pandemia del coronavirus. 

Los militares de la Unidad Médica Aérea de Apoyo al Despliegue (Umaad-Zaragoza)  pertenecientes al Ejército del Aire, con el apoyo de la Base Aérea de Zaragoza y del Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA), así como de la Policía Local, han llegado a la explanada del aparcamiento del hospital minutos después de las 8.00. En las tareas han participado unos 20 efectivos, tal y como ha explicado Carlos Rodrigo, teniente coronel médico jefe de la Umaad-Zaragoza. A media mañana se ha recibido un camión-grúa para cargar un contenedor, y los agentes de la Policía han tenido que regular el tráfico para permitir su salida del complejo hospitalario.

El dispositivo ha sido planificado durante esta semana, después de que el lunes recibieran la orden del Ministerio de Defensa de que se procedía a su retirada, tras la solicitud realizada desde el Salud. Desde el Clínico estuvieron a principios de semana trasladando todos los equipos y el material que tenían en su interior. Durante los 10 meses que la carpa ha estado instalada, personal de la Umaad-Zaragoza ha revisado, primero de forma diaria y después dos o tres días a la semana, las instalaciones, para comprobar su estado. Esta unidad del Ejército puso a disposición del Salud todo su equipamiento sanitario: se llegaron a instalar unas 15 camas articuladas, de las 50 con las que cuenta. También cedieron, aunque no se llegaron a requerir, 10 camas de uci.

Los responsables de la Umaad-Zaragoza coincidieron en que la instalación de esta carpa ha supuesto "un verdadero reto logístico", porque hubo que adaptar un equipamiento militar a un entorno urbano. Este tipo de tiendas, añadió el teniente coronel médico jefe de la unidad, se suelen poner sobre tierra, y no en asfalto, como ha ocurrido en este caso. Y, además, hubo que coordinar la actuación con el trabajo diario del hospital.

Este dispositivo que puso en marcha el Servicio Aragonés de Salud fue uno de los recursos para hacer frente a la expansión del virus en la Comunidad y ocupó inicialmente cerca de 400 m2. Disponía de un área para familiares y de todos los servicios, como climatización, electricidad , agua y mobiliario. La tormenta Filomena de principios de año provocó daños en esta estructura, por lo que las 16 tiendas (módulos) instaladas se redujeron a 9, además de los dos contenedores de ablución (baños). José Antonio Seva, jefe de seguridad de la Umaad-Zaragoza, indica que está previsto retirar entre este jueves y viernes la mayor parte de los equipos, aunque la retirada total de los equipos se podría prolongar hasta la próxima semana. Cuando se desmonte y traslade todo el material se procederá a reabrir el aparcamiento.

Este equipamiento se montó inicialmente como apoyo al servicio de Urgencias. Primero se planteó como zona de triaje de enfermos, una medida que ya se puso encima de la mesa al inicio del primer estado de alarma pero que no se llegó a materializar, a pesar de que incluso se llegó a acordonar el parquin para que quedara libre de coches. 

La carpa que instaló el Ejército en el aparcamiento del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza ha dejado de estar operativa diez meses después. Los militares se ocupan desde este jueves también de su desmontaje.

El 11 de agosto, unos 30 militares de la Unidad Médica Aérea de Apoyo al Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo, pertenecientes al Ejército del Aire, comenzaron a trasladar hasta el aparcamiento el material necesario para el montaje de esta carpa.

El Servicio Aragonés de Salud puso en marcha este nuevo dispositivo como una medida preventiva, dadas las limitaciones estructurales del centro y la necesidad de garantizar el doble circuito.

El espacio fue cambiando de funciones según las necesidades del momento, de triaje pasó a ser un lugar para atender a enfermos de baja complejidad entre el 16 de noviembre y el 4 de diciembre. En esas tres semanas, por esta carpa auxiliar del servicio de Urgencias pasaron 700 pacientes. 

Previamente, en octubre se usó como espacio para la campaña de vacunación de la gripe, y en esta carpa se inmunizó a 700 estudiantes de Medicina y de Ciencias de la Salud. Desde enero, además, se ha utilizado para inocular contra la covid-19 al personal sanitario del Hospital Clínico así como a pacientes con patologías de alto riesgo. También sirvió como sede de vacunación masiva un fin de semana tras recibir la primera remesa de Janssen.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión