Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

A prisión por dejar inconsciente a una pareja en el parque de Miralbueno

Al agresor, de solo 18 años, se le imputan otros dos robos con violencia. La Policía busca todavía a sus dos compinches.

Algunos de los objetos incautados al detenido
Droga y otros objetos hallados en casa del detenido.
Policía Nacional

Un joven de 18 años ha ingresado en prisión como presunto autor de un violento atraco perpetrado el pasado 22 de mayo en el parque de Miralbueno de Zaragoza y del que fue víctima una pareja de novios. El chico fue golpeado con un palo en la cabeza, mientras que ella recibió un fuerte puñetazo en el rostro. En cualquier caso, ambos quedaron inconscientes y tuvieron que ser asistidos después en un centro hospitalario.

Según informó este miércoles la Jefatura Superior de Aragón, no fue el joven ahora detenido, de nacionalidad española e identificado como A. G. G., el único implicado en los hechos. Las víctimas explicaron a los investigadores que fueron hasta tres los individuos que les abordaron para robarles sus efectos personales: una mochila y un teléfono móvil. De ahí que las pesquisas sigan abiertas a la espera de poder identificar a los otros dos agresores.

En cuanto supo de lo ocurrido en Miralbueno, la sala del 091 envió varias patrullas para peinar la zona. Los agentes encontraron en las inmediaciones a tres jóvenes, pero tras una serie de gestiones terminaron descartando su participación en los hechos.

Tres robos con violencia

Cuando se produjo la agresión en Miralbueno, el Grupo de Robos con Violencia de la Policía Nacional trabajaba en el esclarecimiento de otro asalto perpetrado el 14 de mayo. La víctima de este último explicó que se disponía a acceder al portal de su edificio cuando dos jóvenes se abalanzaron sobre él y empezaron a darle patadas y puñetazos. Finalmente, le arrebataron la cartera y el teléfono móvil y se dieron a la fuga.

Las averiguaciones de los agentes permitieron concluir que en ambos hechos había participado presuntamente A. G. G., por lo que procedieron a su detención y solicitaron después una orden de entrada y registro de su vivienda. Según fuentes de la Policía Nacional, al cachear al sospechoso ya se le intervino uno de los terminales telefónicos sustraídos. Pero una vez en su casa, la comisión judicial localizó e intervino otros cuatro celulares, así como una ‘tablet’, cuyo robo también había sido denunciado.

Y no solo eso. Los agentes encontraron en el domicilio del encausado 280 gramos de marihuana y llegaron a la conclusión de que este podría estar consiguiendo la droga previa entrega de los objetos robados a un tercero.

Finalmente, el joven pasó a disposición judicial como presunto autor de tres delitos de robo con violencia, dos delitos de lesiones, dos delitos de hurto, tres delitos de receptación y un delito contra la salud pública. Por todo ello, el juez acordó su envío a Zuera.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión