Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La undécima huelga de los trabajadores del bus en la última década causa retrasos en hora punta en Zaragoza

Las partes no alcanzaron un acuerdo en el SAMA y los paros complicaron la movilidad al mediodía. El servicio acumula un largo historial de conflictos que han trasladado las afecciones a los usuarios.

Los trabajadores secundaron mayoritariamente los paros parciales, convocados entre las 12.30 y las 16.30
Los trabajadores secundaron mayoritariamente los paros parciales, convocados entre las 12.30 y las 16.30
Guillermo Mestre

Una vez más, y ya van once en la última década, un conflicto laboral en el servicio de bus urbano de Zaragoza ha terminado afectando a los usuarios, que han visto cómo empeoraban las frecuencias de paso en hora punta. La reunión que mantuvieron a primera hora de la mañana de este martes representantes del comité de empresa y de la concesionaria Avanza para la firma de un nuevo convenio colectivo se saldó sin acuerdo, y los paros parciales anunciados, de 12.30 a 16.30, se llevaron a cabo con un seguimiento, según los sindicatos, del 100% en talleres y del 95% en las líneas.

"Hoy sí que se están notando, lleva más de quince minutos de retraso y encima con este calor", lamentaba Julia Campo en una parada del paseo de Pamplona de vuelta a casa para comer. Precisamente, una de las novedades de esta huelga, la tercera que plantea el comité este año ante la falta de acuerdo con la empresa, es la reducción de los servicios mínimos decretados por el Ayuntamiento. Al desaparecer las restricciones de aforo en el transporte público por la evolución favorable de la pandemia, el área de Movilidad ha fijado que salga, al menos, entre el 40% y el 60% de la flota, frente al 90% que llegó a exigir hace unos meses.

"Ya no sé ni por qué protestan, supongo que en algo tendrán razón, pero los viajeros estamos cansados", lamentaba en la misma parada Manuel Blasco, un jubilado de las Delicias a la espera del 33. "¿Pero alguna vez no están de huelga?", preguntaba con sorna. Lo cierto es que la contrata del bus urbano es la que más conflictos laborales ha planteado en la historia reciente de la ciudad, con el correspondiente quebranto para los ciudadanos.

La mayoría de las ocasiones, los trabajadores han ido a la huelga coincidiendo con las Fiestas del Pilar, aunque los conflictos se han producido en casi todos los meses del año. En cuanto a los motivos, la renovación del convenio colectivo es la principal causa, pero también se han materializado paros por la readmisión de trabajadores o por los turnos y horarios.

En el pasado más lejano se llevaron a cabo curiosas protestas. En el conflicto de abril de 1977, los trabajadores se negaron a cobrar el billete a los usuarios. Y en el de 1986, la crisis llegó a tal punto que el servicio fue atendido por funcionarios, como policías nacionales y locales. En aquella época, se convocaron huelgas en 1976, 1977, 1979, 1981, 1984 y 1986, así como en 1996, 2000, 2003 y 2007.

Pero atendiendo solo a la última década, hasta once conflictos han llegado a perturbar el día a día de los zaragozanos, y un buen puñado de amenazas de huelga se han resuelto con un acuerdo de última hora. En 2011, los trabajadores secundaron paros parciales para reclamar mejoras salariales.

Tras un periodo de relativa calma en 2012, ‘solo’ salpicado por dos huelgas generales, en 2013 llegó uno de los conflictos más crispados de la historia reciente, con motivo del cambio de contrata y del despido de 153 empleados como parte del proceso de redimensionamiento ante la entrada en funcionamiento del tranvía.

En abril de 2014 se convocó un breve conflicto en el servicio, que afrontó al año siguiente la huelga más larga hasta la fecha. Los paros se iniciaron en diciembre y se prolongaron hasta el 27 de abril de 2016. ¿El motivo? De nuevo la firma de un convenio colectivo que mejorase las condiciones salariales y laborales.

La paz alcanzada entonces duró hasta 2018. Entre abril y mayo de aquel año se convocaron paros parciales con servicios mínimos de entre el 36% y el 50% por las discrepancias, otra vez, a la hora de firmar un nuevo convenio colectivo. 2019 también tuvo su huelga, en este caso por los turnos de trabajo. La pandemia dio una tregua en 2020, pero este 2021 ha vuelto la protesta a la calle, además, de la mano del otro gran medio de transporte de la ciudad, el tranvía.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión