Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

sucesos

Prisión provisional para el joven que asestó el puñetazo mortal en la calle Dato

El juez de guardia ha ordenado su traslado al centro penitenciario de Zuera como responsable de la muerte del joven de 19 años, el pasado domingo, en Zaragoza.

Los sanitarios estuvieron atendiendo a la víctima en una ambulancia antes de trasladarlo al Servet.
Los sanitarios estuvieron atendiendo a la víctima en una ambulancia antes de trasladarlo al Servet.
Heraldo

El titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Zaragoza ha decretado este miércoles prisión provisional comunicada y sin fianza para Iván M., el colombiano de 24 años detenido el domingo por la noche como autor del puñetazo que costó la vida a otro joven de 19 años en la calle de Eduardo Dato. El presunto agresor se marchó del lugar de los hechos, pero varios testigos lo identificaron y facilitaron sus datos a la Policía, que no tardó en localizarlo.

El detenido prefirió no declarar en comisaría, por lo que el Grupo de Homicidios de la Policía Nacional optó por retrasar su puesta a disposición judicial. De hecho, ha sido a primera de hoy cuando el investigado ha sido trasladado a los calabozos de la Ciudad de la Justicia. El entorno del joven asegura que no huyó del lugar, sino que se ausentó para recibir asistencia médica.

La agresión que ha costado la vida a Jorge S., nacido en Huesca pero afincado con su familia en Zaragoza, se produjo sobre las once de la noche a las puertas de un bar ubicado en los bajos del número 18. El detenido y la víctima habían estado tomando algo en el local con sus respectivos grupos de amigos. Según indicó el dueño del establecimiento, las cámaras prueban que dentro no se produjo ningún problema entre ellos. Pero los dos jóvenes tenían algo en común, ambos habían salido con la misma chica. Y parece que tras el crimen habría un móvil pasional o sentimental.

No parece que en el encontronazo entre ambos jóvenes mediara una violencia desmedida. Sin embargo, todo apunta a que Jorge S. encajó un puñetazo directo al rostro que le hizo desestabilizarse y desplomarse sobre la calzada, justo en el hueco que quedaba entre dos contenedores de reciclaje. Con tan mala fortuna, que sufrió un traumatismo craneal que terminó costándole la vida. Porque aunque lograron trasladarlo con vida al hospital, las graves lesiones provocaron su muerte horas después.

Por otro lado, los vecinos del entorno de las calles de Eduardo Dato, Fita y Princesa han organizado una movilización este miércoles para denunciar la espiral de violencia que sufre la zona.

En imágenes: concentración en repulsa por la muerte de Jorge

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión