Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

sucesos

Piden justicia por la muerte de Jorge: "Nos han arrebatado a un verdadero amigo"

El juez ha enviado este miércoles a prisión al joven que le asestó el puñetazo mortal en la calle de Eduardo Dato en Zaragoza 

Los vecinos de la calle de Eduardo Dato se han concentrado este miércoles por la tarde frente al número 18 para condenar la muerte de Jorge V., el joven de 19 años al que un puñetazo directo al rostro a la salida de un bar acabó costándole la vida el pasado domingo. El acto se ha celebrado a las siete de la tarde y ha contado con la presencia tanto de los padres como de un nutrido grupo de amigos del fallecido, al que han recordado con lágrimas y exigiendo que se haga justicia. Prácticamente a la misma hora, el juez de guardia decretaba el ingreso en prisión provisional del presunto autor de la agresión, Iván M., de 24 años y origen colombiano. En principio, todo apunta a que fue un único golpe el que asestó a la víctima, pero fue tan fuerte que le hizo perder el equilibrio y desplomarse sobre la calzada, donde sufrió un traumatismo craneal.

La víctima era un chaval "súper ejemplar" y "con un futuro prometedor", que acababa de comprarse un coche y soñaba con abrir un estudio de tatuajes, de los que era aficionado. Es como han querido recordarle sus familiares y amigos, que han acudido al lugar del suceso llevando pancartas con fotografías de Jorge que rezaban "siempre en nuestro corazón" y en las que pedían "justicia". Se han adelantado a los vecinos, que habían convocado una concentración en repulsa a su muerte y para pedir más presencia policial, y han comenzado a llegar alrededor de una hora antes. Al final, más de medio centenar de personas se han congregado en la calle de Dato, y a las puertas del local frente al que ocurrió la agresión han ido dejando velas y flores en memoria del joven.

Visiblemente afectados, sus amigos han reivindicado "que se aclaren los hechos". "Lo único que exigimos es un juicio. El agresor cometió un delito porque le privó de su vida a un chico de 19 años. Nos han arrebatado a un verdadero amigo", ha lamentado uno de ellos, que ha preferido no dar su nombre. Algunos de los presentes estuvieron junto a Jorge la noche en la que perdió la vida y este miércoles también han revivido lo ocurrido. "Nos lo estábamos pasando bien en la discoteca, no teníamos intención de tener ningún problema con nadie", ha recordado otro joven, que ha explicado que en cuanto abandonaron el bar comenzaron "a sentir golpes por la espalda". "Yo intenté defenderlo pero cuando me giré ya vi a mi amigo caído en el asfalto", ha rememorado, arropado por el resto del grupo.

Poco a poco, tras depositar las flores y las velas, los jóvenes se han ido marchando, muchos sin poder contener las lágrimas. El funeral por la muerte de Jorge se celebrará este jueves por la tarde en el cementerio de Torrero, donde posteriormente será incinerado.

"Una muerte anunciada"

Cuando casi todos los amigos y familiares habían dejado la zona todavía quedaban decenas de vecinos que querían exigir más vigilancia para frenar la creciente oleada de violencia que sufren y que ya ha dejado tras de sí dos crímenes en apenas año y medio. "La situación es muy habitual en esta calle, todos los fines de semana tenemos algo. Ya se sabía que iba a pasar, se puede decir que era la crónica de una muerte anunciada", ha resumido Luis, que ha asegurado que, aunque con la pandemia la situación se calmó, tras el fin del estado de alarma se ha vuelto "a abrir la veda".

Quieren que el Ayuntamiento intervenga cuanto antes para no vivir con "miedo": "Pedimos que haya presencia policial continua o que directamente se clausure el local".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión