Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Ayuntamiento de Zaragoza

Zaragoza lanza el concurso para convertir Pontoneros en una residencia para 300 estudiantes

La adjudicataria afrontará la rehabilitación del antiguo cuartel por 16 millones a cambio de la gestión del complejo durante 75 años.

Combo Pontoneros
Combo Pontoneros
Oliver Duch

El Ayuntamiento de la capital aragonesa tiene previsto aprobar este jueves en el consejo de administración de Zaragoza Vivienda las bases del concurso para la conversión del antiguo cuartel de Pontoneros en residencia universitaria. La empresa adjudicataria deberá afrontar una reforma integral y ampliación de las instalaciones de la calle de Madre Rafols estimada en 16 millones de euros, y a cambio podrá explotar el negocio durante 75 años.

A falta de conocer el proyecto ganador, el complejo acogerá en el futuro a unos 300 estudiantes, de los que al menos 5 serán investigadores de la Universidad de Zaragoza gracias a un convenio entre el campus público y el Consistorio. El alcalde de la ciudad, Jorge Azcón, ha visitado este martes uno de los dos inmuebles que componen el antiguo cuartel y que será sometido a una profunda rehabilitación y que reportará al Consistorio algo más de 2 millones por la cesión de superficie a lo largo de la concesión. “Es una gran noticia después de tantos años de espera”, ha señalado el regidor, que confía en que al menos uno de los edificios abra sus puertas en octubre de 2023.

En la visita, el gerente de Zaragoza Vivienda, José María Ruiz de Temiño, ha explicado algunos detalles del proyecto. Por un lado, el edificio de Madre Rafols número 4, tiene forma de U y una de sus alas acoge diferentes dependencias municipales, como las de Patrimonio, tras una rehabilitación en 2002. El resto del inmueble será acondicionado para la residencia. En concreto, reformarán las estancias ya existentes y se ampliará con el edificio con un bloque de nueva construcción en forma de L que cerrará por completo el complejo, generando en su interior un segundo patio.

Además, está previsto desmontar la cubierta para ganar una planta de altura. En total, la superficie edificable ascenderá a 6.066 metros cuadrados, y previsiblemente será el primero que se ponga en funcionamiento.

En cuanto al segundo inmueble, al otro lado de la plaza de José María Forqué, albergó en su día las viviendas de oficiales del cuartel, y está catalogado como Bien de Interés Cultural, por lo que su transformación deberá respetar la construcción original. En cualquier caso, el Consistorio prevé que el adjudicatario de la futura residencia amplíe el edificio por los laterales, hasta alcanzar una superficie de 7.448 metros cuadrados.

“Mayores estándares de calidad”

Una vez aprobadas las bases del concurso, se abrirá un plazo de un mes para la presentación de ofertas. Según ha indicado Azcón, el Ayuntamiento exigirá “los mayores estándares de calidad, no solo arquitectónica, sino también medioambientales, de accesibilidad, de oferta cultural y de servicios para el barrio”.

En este sentido, Ruiz de Temiño han detallado que se valorará positivamente aspectos como el precio de las habitaciones, el número de plazas que tendrá la residencia, los plazos para abrir el centro o la posible ampliación del convenio con la Universidad de Zaragoza, entre otros.

En cuanto a la disposición de las habitaciones y el modelo de negocio, dependerá de los proyectos presentados, pero el gerente de Zaragoza Vivienda calcula que el complejo dará servicio a unos 300 estudiantes.

El gobierno PP-Cs quiere que Pontoneros sea además el motor que revitalice la zona de Pignatelli. Para ello, se valorará en el concurso aquellas propuestas que incorporen servicios abiertos al barrio, así como iniciativas culturales, que se desarrollarán en el patio de Madre Rafols 4. “Somos optimistas”, ha comentado el alcalde respecto al interés que pueda despertar el concurso entre las empresas del sector.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión