Zaragoza
Suscríbete por 1€

zaragoza

Un profesor salva la vida de un pintor que sufrió un infarto en un convento

El maestro se encontró al operario tendido en el suelo y decidió usar el desfibrilador del colegio anexo, en el que trabaja.

Los sanitarios, momentos antes de trasladar al hombre.
Los sanitarios, momentos antes de trasladar al hombre.
Francisco Jiménez

La rápida atención que un profesor dispensó ayer a un pintor de 52 años infartado cuando trabajaba en el convento de las Mercedarias Misioneras, en el paseo de los Ruiseñores de Zaragoza, resultó clave para «salvar su vida», según señalaron ayer fuentes sanitarias. El trabajador pintaba el comedor de las religiosas cuando sufrió el ataque cardíaco y, al parecer, cayó desde una pequeña escalera.

Afortunadamente, un profesor del colegio Nuestra Señora de la Merced, anexo al convento, pasaba junto a la estancia y se encontró al pintor tendido en el suelo. «Este dio la voz la alarma, y puso sobre aviso a un segundo maestro, que no dudó en utilizar el desfibrilador del colegio», indicó el director del centro, Ignacio Gasca. Su decidida actuación, unida a la labor de los agentes y sanitarios que se desplazaron al lugar y que reanimaron al hombre tras unas maniobras que se prolongaron durante casi una hora, evitó un desenlace fatal.

El operario fue trasladado en ambulancia al hospital Miguel Servet, donde permanece «muy grave», aunque a última hora de ayer no se encontraba ingresado en la unidad de cuidados intensivos sino en planta. El suceso, en el que intervinieron la Policía Nacional y Local generó una gran expectación.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión