Zaragoza
Suscríbete

movilidad

El transporte público de Zaragoza recupera la totalidad de sus aforos aunque todavía con un 30% menos de viajeros

La señalización de los asientos se retirará de forma progresiva, por lo que los usuarios apenas notan el cambio

El interior de un autobús de la línea 42, este lunes.
El interior de un autobús de la línea 42, este lunes.
Guillermo Mestre

Los buses y tranvías de Zaragoza han recuperado ya la totalidad de sus aforos. Este lunes fue el primer día laboral en el que no estuvo vigente la restricción –el Gobierno de Aragón la eliminó el domingo con el fin del estado de alarma–, pero los usuarios del transporte público no notaron demasiado el cambio. Puede que porque todavía no se había retirado la señalización de los asientos en muchos vehículos y convoyes o porque, realmente, el número de viajeros sigue siendo más de un 30% inferior al que se registraba durante las mismas fechas de 2019, antes de la llegada del coronavirus.

Aunque la pérdida de usuarios aún es alta, no tiene nada que ver si se compara con las cifras de hace apenas unos meses, y mucho menos con las de 2020, cuando los trayectos quedaron reducidos al mínimo a causa del confinamiento. El transporte público de la ciudad está experimentando una recuperación lenta pero progresiva, muy ligada a la evolución de la pandemia, que podría tener ahora un empuje ya que ningún bus pasará de largo en las marquesinas por llevar más pasajeros de los permitidos. No obstante, todavía ayer algún vehículo lucía el panel de completo, ya que el servicio está aún adaptándose a la nueva normativa. En cuanto a los carteles, pegatinas y el resto de señalización relativa a los aforos, fuentes municipales explicaron que se irá retirando de forma progresiva.

En los autobuses, la disminución de viajeros fue durante la semana pasada algo superior al 30% respecto a 2019, mientras que el sábado y domingo fue mayor: alrededor de un 40% entre los dos días. En número de trayectos, de lunes a viernes se hicieron unos 98.400 viajes menos en cada jornada, mientras que el fin de semana fueron casi 70.000 menos. En el caso de tranvía, la recuperación está siendo algo más lenta y la semana pasada la pérdida de viajeros respecto a las cifras de hace dos años fue casi del 34%.

En las marquesinas, la sensación este lunes era de que la recuperación de los aforos no supondrá una gran diferencia. Sobre todo, en la ocupación de los convoyes. "Sinceramente creo que está igual que antes", consideró en la plaza de Aragón Gema Ligorred, que sobre las 14.30 se disponía a subir al segundo tranvía de la jornada. "Algunos vienen más llenos y otros menos, pero como viajo en hora punta siempre hay mucha gente", resumió.

En la parada del bus, las opiniones eran algo divergentes, entre quienes consideraban el cambio una buena noticia y quienes aseguraban que optarán por no subir al vehículo si estiman que ya lleva demasiados ocupantes.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión