Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Ayuntamiento de Zaragoza

Zaragoza creará una oficina de accesibilidad para eliminar barreras en la ciudad

El Ayuntamiento actualizará la ordenanza para incorporar nuevos retos como la ocupación de las aceras o el acceso a una vivienda adaptada.

El concejal de Acción Social, Ángel Lorén, con representantes de las entidades de personas con discapacidad
El concejal de Acción Social, Ángel Lorén, con representantes de las entidades de personas con discapacidad
Miguel G. García / Ayto.

El Ayuntamiento de Zaragoza está trabajando con las entidades sociales la actualización de la ordenanza de accesibilidad, que data de 1999, para incorporar los nuevos retos a los que se enfrentan las personas con problemas de movilidad o algún tipo de discapacidad. Como parte de esta iniciativa, el gobierno PP-Cs ha anunciado este jueves la creación de una oficina municipal que gestionará las medidas y actuaciones encaminadas a la eliminación de barreras en la ciudad. Además, un consejo sectorial se encargará del seguimiento y evaluación de los resultados obtenidos.

Son las principales novedades que ha destacado en rueda de prensa el concejal de Acción Social, Ángel Lorén, respecto a un trabajo que comenzó hace meses con entidades como Cermi Aragón, cuyo presidente, Luis Gonzaga, ha agradecido hoy al Ayuntamiento la oportunidad de colaborar.

“La ordenanza tiene que recoger las necesidades de los usuarios y sus derechos, pero también el mundo nuevo al que nos enfrentamos en este siglo”, ha destacado Lorén. El nuevo ordenamiento, ha remarcado, será un texto “vivo, participativo y con un compromiso de seguimiento”, en referencia a las estructuras municipales que velarán por el cumplimiento de los retos marcados. No en vano, según el concejal, “el 10% de los zaragozanos tienen problemas claros de movilidad, y un 40%, aunque menos claras, pero también tienen necesidades”.

Para el representante de Cermi, “la realidad actual ha cambiado muchas cosas, en especial con los vehículos de movilidad personal, que han invadido el espacio público”. Gonzaga ha hecho énfasis en las dificultades que se encuentran las personas con algún tipo de discapacidad ante el auge del uso de los patinetes. “No estamos en contra del futuro pero sí vamos a exigir que se respeten nuestros derechos. Están en las aceras tirados y suponen un peligro”, ha advertido.

Catálogo de actuaciones

Las siete reuniones que ha mantenido el gobierno estos meses con las entidades que velan por los derechos de las personas con discapacidad han servido para detectar las principales barreras que aún se encuentran las calles de Zaragoza en su día a día. Un amplio catálogo que el Ayuntamiento quiere empezar a reducir.

En el ámbito de la movilidad personal, las entidades reiteran la necesidad de generalizar el uso del pavimento podotáctil, ya que “en muchos lugares no existe señalización o es inadecuada”, apuntan los informes. Un problema que incluso se da en calles reformadas recientemente, como en el Coso, entre la plaza de España y el puente de Santiago. “La separación de la zona de circulación del tranvía no es perceptible”, advierten las entidades de personas con discapacidad visual.

Este colectivo reclama, además, extender a buena parte de la ciudad los semáforos sonoros, que además deberían ampliar su tiempo de cruce para los peatones y, en la medida de lo posible, evitar su instalación junto a paradas del bus o del tranvía. También reclaman mejoras en el transporte público, aunque reconocen que se ha mejorado en este apartado. En las aceras, preocupan los alcorques vacíos y los obstáculos salientes, como andamios, toldos o árboles sin podar, al igual que las terrazas de bares o los aparcabicis.

Otro de los objetivos que se ha marcado el Consistorio es prevenir la discriminación en el acceso a la vivienda. De hecho, aún se encuentran obstáculos en edificios públicos, de ocio y, sobre todo, en las tiendas, por lo que las entidades piden ayudas para que los comerciantes puedan intervenir en sus locales. Además, se quiere impulsar el diseño de casa nueva adaptable, con el fin de que con pequeñas modificaciones permita su acondicionamiento a las necesidades de autonomía personal.

Por otro lado, también se quiere prestar especial atención a la señalización en la calles, de forma que sea más inteligible y clara y que así, no solo ayude a las personas con alguna discapacidad, sino también a inmigrantes, turistas... En este apartado, se quiere hacer hincapié en el uso de las nuevas tecnologías, de tal forma que las aplicaciones móviles o los recursos digitales ayuden a la plena autonomía de las personas.

Finalmente, en el ámbito cultural y turístico, se reclaman la presencia de intérpretes de lengua de signos en los eventos que se celebren en la ciudad, así como mejorar la accesibilidad cognitiva en guías, folletos y planos de los museos y salas de exposiciones. De igual modo, confían en una adaptación progresiva de las bibliotecas municipales y de las rutas explicativas por Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión