Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

tribunales en zaragoza

Una riña de vecinas en un portal de San José puede llevar a una pena de 3 años 

La discusión no parecía relevante, pero una de las mujeres sufrió un fractura que no tiene cura y ha agravado las consecuencias.

Las acusadas, durante el juicio celebrado este martes en la Audiencia de Zaragoza.
Las acusadas, durante el juicio celebrado este martes en la Audiencia de Zaragoza.
Toni Galán

Lo que parecía un simple calentón, una discusión banal entre vecinas, se ha endiablado de tal forma que podría traducirse en una condena de hasta tres años de prisión. Y todo porque las dos mujeres pasaron de las palabras a las manos y una de ellas recibió un golpe en un dedo que le ha provocado una lesión irreversible. Ni la propia Fiscalía creía que la fractura fuera tan grave, pero tras escuchar el diagnóstico del forense se vio obligada a solicitar ayer un castigo mayor para la acusada, a la que también se reclama una indemnización de casi 21.500 euros.

La disputa que llevó a Kinia A. y Belén C. al banquillo de la Audiencia Provincial se produjo el 15 de noviembre de 2017 en el número 4 de la calle de Ángel Ganivet, en el barrio de San José de Zaragoza. Las dos vecinas coincidieron en el portal del edificio, iniciándose una bronca en la que salieron a relucir las rencillas que arrastraban desde hace tiempo. Según el Ministerio Público, fue una agresión recíproca, pero mientras una solo precisó de una única visita al médico, la otra sufrió una fractura del segundo dedo de la mano izquierda que no tiene cura y le ha provocado una grave disfunción. Y esa es la razón por la que para Kinia A. pide tres años de prisión y para la otra,    una simple multa.

La mujer que se juega una larga temporada en el centro penitenciario de Zuera asegura que se limitó a defenderse y nunca agredió a Belén C., sino que fue ella misma quien se autolesionó retorciéndose de forma intencionada la falange. Para la Fiscalía, esta versión resulta del todo inverosímil, máxime cuando el compañero sentimental de Kinia A., «en lugar de intervenir y tratar de ayudarla, se puso a grabar la pelea con su móvil».

En su intento por evitar la pena de cárcel, la defensa de Kinia A. también aportó una pericial médica que concluye que la lesión de Belén C. pudo agravarse por su forma de proceder. «No acudió a la consulta de traumatología y no estamos seguros de si llevó a cabo o no los ejercicios de rehabilitación», manifestó el perito ante el tribunal. Sin embargo, la abogada de la lesionada y la propia Fiscalía recordaron que únicamente faltó a una cita médica y que las del perito son «simples valoraciones personales».

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión