Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Calatayud rehace el proyecto del centro deportivo que lleva 15 años paralizado

El Consistorio actualiza la construcción de la piscina climatizada, la primera fase de las futuras instalaciones

Zona de la ciudad deportiva donde irán las nuevas instalaciones
Zona de la ciudad deportiva donde irán las nuevas instalaciones
Macipe

El nuevo centro deportivo que se ubicará en la ciudad deportiva de Calatayud, con un presupuesto global de 5,3 millones de euros, está más cerca de convertirse en realidad tres lustros después de que se pusiera la primera piedra para levantarlo. Así, la Junta de Gobierno del Ayuntamiento bilbilitano ya ha dado el visto bueno a iniciar el proceso de licitación del contrato que servirá para actualizar el proyecto de ejecución y la documentación asociada a la construcción de una piscina climatizada, contemplada como la primera fase de la intervención por un importe de 223.000 euros.

De esta manera, el procedimiento consistirá en una revisión del plan de 2009, que es a su vez una modificación del original de 2006. En aquel año, el 17 de noviembre se celebró el acto de colocación de la primera piedra, pero la construcción quedó varada hasta que en septiembre de 2019 el Gobierno de Aragón comunicó al Consistorio su intención de recuperar el plan de inversiones plurianuales, por el cual sufragará 2,3 millones de euros del montante total de la intervención.

Antes del estallido de la pandemia, los plazos que se manejaban era empezar los trabajos en 2020 y que se desarrollasen hasta 2023. Ahora, será este nuevo proyecto el que marque las líneas maestras de cómo y cuándo se realizará. Dentro del pliego, y una vez que sea concedido el servicio de arquitectura, se contempla que el plazo de ejecución para redactar el proyecto se alargue durante dos meses.

En ese tiempo se tendrá que encontrar la solución para llevar a cabo una nueva piscina climatizada cubierta junto a todas las instalaciones anexas necesarias para su correcto funcionamiento: zona de acceso, control y oficinas, así como edificios de servicio al actual campo de fútbol y nueva vivienda del conserje, con tres dormitorios, salón, cocina y baño.

Asimismo, todo se debe articular en torno a tres plantas. La baja albergará los vasos, los accesos, la zona de servicio al estadio municipal San Íñigo y la vivienda del guarda.La primera será para la zona de playas y socorristas y la segunda se destinará a graderío, gimnasio y vestuarios. Se incluyen ascensores, áreas independientes de climatización e instalaciones para servicio de bar.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión