Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

“Los caminos de Garrapinillos nunca habían estado en tan mala situación”

El alcalde del barrio rural se queda de la situación de sus vías. El consistorio zaragozano niega que no se haya intervenido recientemente y achaca los problemas a la falta de mantenimiento de años anteriores.

Camino Puente Claveria, en Garrapinillos.
Camino Puente Claveria, en Garrapinillos.
Marcos Cebrián

El estado de los caminos de Garrapinillos es, en estos momentos, la gran preocupación de los vecinos de este barrio rural de más de 5.000 habitantes. Denuncian que la gran mayoría, tanto los de tierra como los asfaltados, presentan grandes baches y socavones que dificultan la circulación.

“Llevamos desde diciembre diciendo que nunca habían estado en tan mala situación”, explica Mariano Blasco, alcalde del barrio. Además, Blasco asegura que la tormenta de nieve Filomena y las lluvias de los últimos días han agravado los problemas que sufren quienes los recorren a diario. “La gente se deja las ruedas”, dice.

El asunto fue trasladado a la última comisión de Urbanismo, Equipamientos Infraestructuras, Vivienda y Medio Ambiente por el concejal socialista Horacio Royo. Según explicó la concejala de Infraestructuras, Patricia Cavero, el consistorio zaragozano es el responsable de la conservación de los caminos municipales y de aquellos que tienen capa asfáltica, mientras que de los de tierra se hace cargo Patrimonio Rústico.

Cavero defendió el trabajo realizado por el área que dirige y señaló algunas de las intervenciones que las brigadas de conservación han llevado a cabo en los caminos del barrio desde noviembre de 2019 hasta febrero de 2021. También achacó el estado de esas vías a que su mantenimiento “ha estado abandonado” durante muchos años.

Las palabras de la concejala no han sentado bien al alcalde de Garrapinillos, que considera que solo han servido para crispar los ánimos y contradice su versión: “A excepción de una docena de baches que parchearon a primeros de febrero, el resto no se han tocado”. Blasco asegura recibir quejas por parte de los vecinos con frecuencia y dice echar en falta más implicación. “Salvo por el convenio con la DPZ, en los barrios rurales estamos abandonados”.

El camino de Bárboles y el de Torre Medina “están impracticables”, y el de Casetas “tiene una serie de baches con una profundidad de 20 centímetros”. Por ellos pasa tanto el autobús escolar como el urbano. “La capa de asfalto que tienen estos caminos es muy pequeña. En cuanto se levanta una piedra, al día siguiente hay un bache de considerables dimensiones”, apunta.

Una solución para el camino de la Olmera y el de Torre Medina

La semana que viene está previsto que Infraestructuras se reúna con Blasco para analizar el estado del camino de la Olmera. “En algunos tramos tiene una anchura de dos metros y medio y se están produciendo salidas de la vía continuamente”, señala el alcalde.

Asimismo, fuentes municipales han confirmado que también se está estudiando la situación del camino de Torre Medina y que con la próxima Operación Asfalto se mejorará la calle la Jota, en el tramo entre La Sagrada y Joaquín Blasco Gay. “No hay que olvidar que, en la mayoría de los casos, estamos hablando de caminos rurales, no de caminos urbanos, con las particularidades que ello tiene”, defienden desde el Ayuntamiento de Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión