Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

sucesos en zaragoza

Detenido un joven en Zaragoza por darle una paliza a un hombre para robarle el móvil

La víctima sufrió roturas óseas en un brazo y en varias costillas y necesitó puntos de sutura en un herida en la cabeza. El juez ha determinado su ingreso en prisión por estos hechos. 

La víctima sufrió roturas óseas en un brazo y en varias costillas y precisó de puntos de sutura en una herida en la cabeza. El autor había sido detenido tan sólo 24 horas antes por agredir a otras dos personas.

Tan solo habían pasado 24 horas desde su última detención por agredir a dos personas y volvió a las andadas. Pero esta vez propinó a su víctima una paliza tal para arrebatarle el teléfono móvil que le provocó la rotura de un brazo, varias costillas y una brecha en la cabeza que precisó puntos de sutura. Hechos por los que ha sido enviado a prisión este martes por la mañana.

La Policía Nacional detuvo a un joven de 20 años en Zaragoza el pasado domingo como presunto autor de un delito de robo con violencia. Según informan fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Aragón, agentes de este cuerpo procedieron al arresto de C. H.N.M.M., de 20 años de edad, como presunto autor de un delito de robo con violencia. Se da la circunstancia de que es el hermano gemelo del cabecilla de la banda que realizaba mataleones el año pasado, y que permanece en prisión. El ahora detenido había salido del reformatorio hace una semana, donde cumplía condena por un delito cometido cuando era menor, aunque a él también le constan antecedentes por la práctica del mataleón. Ambos hermanos son corpulentos y de gran envergadura.

Las imágenes corresponden a un robo con la técnica de mataleón que ocurrió el 4 de julio de 2020 en la calle María Lostal de la capital aragonesa, frente a la sala Chocolat. El cabecilla de la banda permanece en prisión mientras este martes han detenido a su hermano gemelo por darle una paliza a un hombre para robarle el móvil

En torno a las 16.25 del pasado domingo, se recibieron varias llamadas en el CIMACC-091, en las que diferentes ciudadanos alertaban que se estaba produciendo una brutal agresión por parte de un joven a un hombre de mediana edad, el cual estaba siendo pateado mientras yacía en el suelo a las puertas del Parque de Delicias.

Gracias a la colaboración ciudadana con sus llamadas al 091, desde la sala se pudo coordinar a varios indicativos para que acudieran al lugar, los primeros para socorrer a la víctima y posteriormente para buscar y localizar al autor.

Cuando llegaron los efectivos policiales, un equipo de una ambulancia estaba asistiendo a la víctima, que sangraba abundantemente por la cabeza y al parecer llevaba el brazo fracturado.

Tras comprobar que la víctima se encontraba asistida por el personal sanitario, los agentes se incorporaron junto con otros indicativos a la búsqueda del autor, con quien dieron gracias a las indicaciones de los viandantes, siendo localizado en la calle Daroca.

En el momento de la detención, C.H.N.M.M. mostró una actitud desafiante hacia los policías y de nulo arrepentimiento por lo sucedido, llegando a reírse cuando fue preguntado por los hechos acontecidos. Durante el cacheo de seguridad se halló entre sus pertenencias el teléfono móvil de la víctima, el cual todavía llevaba restos de sangre de su legitimo propietario.

Apenas 24 horas antes, el mismo joven había sido detenido por una dotación de Policía Nacional después de haber protagonizado otras dos agresiones en un establecimiento cercano al parque Delicias.

En esta ocasión, C.H.N.M.M. accedió a un bar para hacer uso del servicio y cuando salió de éste, se dirigió hacia el camarero, a quien sin mediar palabra le propinó un fuerte puñetazo en el rostro, haciéndole caer inconsciente y provocándole una herida en la parte posterior de la cabeza.

Un cliente del bar quiso ayudar al camarero, recibiendo por ello amenazas de muerte por parte del agresor, quien también llego a golpearle.

Cuando la dotación policial llegó al lugar, el autor de las lesiones ya había abandonado el bar, por lo que mientras parte de los integrantes del equipo socorrían a los lesionados, el resto comenzó la búsqueda del agresor.

Poco después fue localizado en las inmediaciones y tras ofrecer una gran resistencia activa hacia los agentes fue detenido como presunto autor de un delito de lesiones, así como de desobediencia y resistencia.

Por estos hechos fue puesto a disposición judicial durante la mañana del domingo, donde quedó en libertad en torno a las 12:00, después de ser oído en declaración.

Al detenido le constan más de una docena de detenciones, predominando los robos con violencia y las lesiones, las cuales tenían en común que sus víctimas eran elegidas aleatoriamente y les golpeaba de forma sorpresiva y desmesurada, incluso cuando ya estaban semiinconscientes en el suelo seguían recibiendo patadas en la cabeza.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión