Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La Catedral de Tarazona cumple una década reabierta con un impacto económico de 5 millones de euros anuales

Cada año acuden a la seo una media de 44.000 personas, de las que un 98,4% recomendaría la visita a la ciudad. 

Foto de Tarazona
Catedral de Tarazona
Laura Uranga

Este viernes, 16 de abril, se cumplen diez años de la reapertura de la Catedral de Tarazona, un acontecimiento importante para la ciudad que supuso un punto de inflexión en su dinamización turística y económica: “Las expectativas estaban muy altas porque la seo había permanecido cerrada durante 30 años, el proceso de restauración había sido muy complejo durante ese tiempo y sus puertas se reabrían. La acogida fue espectacular desde el primer momento y diez años después podemos decir que la Catedral ha sido un motor para la zona, como demuestran los 5 millones de euros de impacto económico directo que genera anualmente”. Así lo explica Julio Zaldívar, actual gerente de la Fundación Tarazona Monumental, organismo creado cuatro años antes, en 2007, como vehículo coordinador de la gestión patrimonial de la ciudad, en el que la Catedral es, sin duda, su mayor activo.

Desde esta entidad se tuvo en 2011 muy en cuenta que los primeros en visitar la Catedral fueran los turiasonenses, para lo que se organizaron unas jornadas de puertas abiertas: “En aquel momento se vivieron anécdotas muy emocionantes: muchos jóvenes no habían entrado nunca en la Catedral, pero habían oído hablar a los mayores de su grandeza; otros tenían muchos recuerdos… la experiencia fue muy gratificante para todos, estuvo repleta de pequeñas historias”.

Cuatro días después, el 20 de abril de 2011, tuvo lugar la consagración del templo y, con él, la vuelta del uso litúrgico de la seo, al que siguieron el cultural y turístico en junio. La inauguración oficial no fue hasta unos meses más tarde, en febrero de 2012, con la presencia de los entonces Príncipes de Asturias y de todas las instituciones y profesionales que habían intervenido en la restauración, así como una amplia representación de la sociedad turiasonense.

Foto de Tarazona
Catedral de Tarazona
Laura Uranga

Modleo de gestión sostenible

“Hoy podemos asegurar que esta reapertura supuso un punto de inflexión para Tarazona y su comarca, entonces fuertemente castigada por la crisis económica que estábamos viviendo. La Fundación Tarazona Monumental había tenido cuatro años para tejer las mimbres del modelo de gestión cultural y turística que se iba a llevar a cabo, basado en criterios de sostenibilidad, de incremento del valor patrimonial y socioeconómico del monumento, y de reversión a la sociedad local. Una gran responsabilidad para la que nos preparamos con diligencia, afrontando desde el primer momento con profesionalidad la tarea encomendada, que no hubiera sido posible sin todas las personas que estuvieron desde el principio involucradas en este objetivo”, recalca Zaldívar, su gerente desde 2010.

Zaldívar se refiere a todos y cada uno de quienes formaron parte de este gran equipo, desde los responsables de las instituciones que la fundaron (Gobierno de Aragón, Diputación Provincial de Zaragoza, Ayuntamiento de Tarazona, Fundación Caja Inmaculada, Diócesis de Tarazona y Cabildo Catedralicio), pasando por sus presidentes, gerentes, equipo de técnicos y guías turísticos: “Todos somos responsables del camino recorrido en estos años, en el que la apuesta por un modelo de gestión basado en la sostenibilidad turística y patrimonial ha favorecido el desarrollo de la ciudad y su comarca, convirtiendo a la Catedral de Tarazona en un producto turístico de primer orden que actúa como motor de desarrollo para otros reclamos de la zona: el turista viene a conocer la Catedral, pero se sorprende con el resto del monumentos, de rutas, con la naturaleza, con la gastronomía y con la idoneidad del destino para hacer turismo en familia. Además, la Fundación inculca en la sociedad local valores de respeto y conciencia patrimonial, incrementado el sentimiento de identidad, y la involucración de los turiasonenses en este aspecto es clave para el éxito de la gestión del monumento y su entorno”.

Foto de Tarazona
Catedral de Tarazona
Laura Uranga

Impacto económico directo: 47 millones de euros

Los datos así lo avalan: desde su apertura, la Catedral ha recibido 437.511 visitantes, que hacen una media de 43.751 al año (frente a los 10.500 habitantes de Tarazona). La mayoría proviene del territorio nacional, pero hay un 4% de visitas extranjeras con nacionalidades de 45 países. El impacto económico generado de forma directa es de casi 47 millones de euros en Tarazona, de los cuales más de 9 millones derivan de la gestión directa de la Fundación Tarazona Monumental y 38 se vinculan al gasto ejercido por los turistas que visitan la ciudad. Además, su actividad crea empleos indirectos en empresas del sector servicios: guías turísticos, hostelería y comercio, principalmente. Según un estudio de impacto encargado por la Fundación, de los 91,51€ que cada turista gasta diariamente en su visita, 59,99€ se asocian al sector de la hostelería.

“Aunque, sin duda, el mejor de todos los reconocimientos para nosotros es la satisfacción de los visitantes: un 98,4% de los turistas afirma que recomendaría a sus conocidos visitar Tarazona y el 88,3% confiesa haberse sentido sorprendido, otorgando un sobresaliente a los servicios turísticos culturales de Tarazona Monumental. Estos datos no serían posibles sin la fidelidad y apoyo de los ciudadanos a nuestra misión, patente en el incremento de su interés por la cultura y el patrimonio y en el desarrollo de una sensibilidad especial que deriva en un respeto hacia los bienes públicos e históricos, como se comprobó recientemente en una encuesta que realizamos: el 85% de los entrevistados afirmaron haber incrementado su interés. También, 9 de cada 10 padres con hijos en edad escolar consideraron muy importante la labor educativa que desempeña Tarazona Monumental para que sus hijos desarrollen un sentimiento de respeto hacia el patrimonio”, matiza Zaldívar.

Además, durante este tiempo, la Catedral de Tarazona ha recibido numerosos reconocimientos, como el Premio Ciudad de Tarazona, la Placa al Mérito Turístico del Gobierno de Aragón, el Trofeo 'Ricardo Magdalena', el Premio Internacional Bienal AR&PA de Restauración y Gestión del Patrimonio o el Premio Internacional Europa Nostra, que avalan, además de la restauración realizada por la suma de todas las instituciones involucradas, su trabajo en la gestión del patrimonio encomendada.

Foto de Tarazona
Catedral de Tarazona
Laura Uranga

Inversión y creación de empleo en el ámbito rural

También en esta década la Fundación ha invertido más de 800.000 euros en restauraciones y obras de acondicionamiento de la Catedral, a los que hay que sumar inversiones por valor de más de 3´5 millones de euros por parte de las diferentes administraciones públicas. Además, se ha hecho cargo del mantenimiento y conservación del edificio gracias a los recursos generados a través de su gestión turística, que también permite la creación de una plantilla estable formada por cuatro profesionales cualificadas en gestión de patrimonio y turismo.

Gestión que se sigue concretando en la restauración y conservación del patrimonio, la mejora de accesos y espacios, la divulgación (educación patrimonial, formación, estudios, investigaciones, publicaciones, canales de comunicación actualizados…), la generación de actividades culturales (exposiciones, conferencias y jornadas, conciertos, talleres, etc.) y el desarrollo y atención de servicios turísticos.

“En este último ámbito -indica Zaldívar- nuestro trabajo contribuye a que exista un turismo no estacional que propicia la creación de empleo estable en el sector servicios del ámbito rural. Este año, en el que esta área se ha visto duramente afectada por la pandemia, hemos potenciado nuestro servicio de audioguías para visitar la catedral y también la ciudad al aire libre y ha funcionado muy bien: los turistas se descargan desde nuestra web los contenidos y pueden ver los monumentos atendiendo a las explicaciones desde sus dispositivos móviles”.

Actos del 10º aniversario

La pandemia de la covid-19 sin duda también va a marcar los actos de este décimo aniversario. “Asumimos que es un año complejo para celebraciones, pero queremos volver a agradecer la involucración de la población local y, tal y como hicimos en el momento de la apertura, hemos organizado del 16 al 18 de abril jornadas de puertas abiertas y visitas gratuitas al cimborrio, previa reserva y con todas las medidas de seguridad sanitaria vigentes. Además, se dará comienzo a la exposición de una obra de arte al mes hasta diciembre. En mayo se expondrán los trabajos aportados por los ciudadanos a las iniciativas de participación social ‘El valor de tus recuerdos: la Catedral’ y ‘1 imagen de la Catedral, 1.000 palabras’. Y cuando la pandemia nos lo permita retomaremos las actividades que hemos programado: conferencias, visitas temáticas, teatralizada, recreación histórica y talleres para niños y familias”, concluye Zaldívar.

Por otra parte, el Cabildo Catedralicio y la diócesis de Tarazona van a celebrar también este décimo aniversario y la dedicación del nuevo altar, el 20 de abril de 2011, que supuso la reanudación del uso litúrgico. Ese día se celebrará una misa conmemorativa.

Con este motivo también se van a realizar una serie de vídeos para dar a conocer la distintas actuaciones que se han llevado a cabo durante la rehabilitación. El primer capítulo se puede ver ya en el canal de Youtube de la diócesis. En él, el deán del Cabildo de la Catedral, Ignacio Tomás, realiza un breve recorrido por las distintas etapas por las que pasó el templo hasta que finalmente tuvo que ser cerrado al público. 

El resto de reportajes se irán emitiendo a lo largo del año y tratarán sobre distintos aspectos relacionados con el templo: espacios y elementos que han sido ya  restaurados o actuaciones que están pendientes, como la rehabilitación de la sacristía o la del órgano, que cuenta también con un plan director. También mostrarán la biblioteca, que alberga uno de los mejores archivos musicales religiosos del siglo XVI de Europa, la música que se interpreta en las liturgias o la importancia de las visitas turísticas para su mantenimiento.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión