Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

comarca de calatayud

Calatayud quiere acabar de reformar la harinera en verano

l Consejo Consultivo avala la decisión municipal de rescindir el contrato con el arquitecto, que presentará un recurso.

Estado actual de las obras en La Harinera
Estado actual de las obras en La Harinera
MACIPE

Las obras para rehabilitar la harinera de La Merced de Calatayud, valoradas en más de 1,6 millones de euros, siguen su marcha y se prevé que en breve acaben parte de los accesos. En lo que respecta al edificio, el concejal de Urbanismo, José Manuel Gimeno, reconoce que el porcentaje de ejecución ronda el 45%, aunque parte de lo pendiente corresponde a instalaciones y equipamiento. Estima que en unos cinco meses el proceso podría quedar prácticamente finalizado.

Las incidencias que han atascado la reforma asegura que "están despejadas". Se refiere a los trabajos de nivelado de estructuras y a la recuperación de los canales de derivación. Es este uno de los puntos que ha motivado el retraso en la conclusión de las obras, que empezaron en enero de 2019 y tendrían que haber acabado un año más tarde, aunque a ello se sumó la paralización por la covid y las disensiones con Fernando Bayo, redactor del proyecto y encargado de la dirección facultativa hasta el pasado verano.

Esas tiranteces llevaron a que el Consistorio iniciase la resolución del contrato, acción que ha refrendado el Consejo Consultivo de Aragón. Este órgano afirma que el arquitecto actuó "llevando a cabo modificaciones del proyecto sin la autorización municipal y en perjuicio de la obra, causando un retraso injustificado y poniendo en riesgo la financiación europea".

Por ello, considera que hay "un incumplimiento contractual claro y evidente" y pone de ejemplo el cambio de la cimentación. Sí que le reconoce al arquitecto que pueden sobrevenir cambios pero asevera que "una modificación no solo es irregular cuando se realiza sin las circunstancias habilitantes, sino también cuando no se sigue el procedimiento establecido". Considera "ajustado al ordenamiento jurídico" el proceso iniciado por el Ayuntamiento de Calatayud ya que "ha instado y requerido la necesidad de que se ajustara a lo aprobado". Por su parte, Bayo valora presentar un recurso de reposición y acudir a la vía contencioso administrativa.

El Ayuntamiento calculó una penalización a Bayo por dos meses de retraso a razón de 50.000 euros. La demora puede suponer perder 193.000 euros del plan Edusi para la obra y comprometer los 500.000 euros de fondos Feder para poner equipar la futura incubadora de alta tecnología.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión