Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Política

Azcón y Lambán se reúnen para desbloquear el convenio de financiación de Zaragoza

El encuentro se celebró el martes, después de que el Ayuntamiento acudiera a los tribunales. Sigue en el aire la participación local en las ayudas de la DGA a la hostelería.

Jorge Azcón y Javier Lambán, el pasado 4 de marzo de 2020 durante el consejo bilateral Ayuntamiento de Zaragoza-DGA.
Jorge Azcón y Javier Lambán, el pasado 4 de marzo de 2020 durante el consejo bilateral Ayuntamiento de Zaragoza-DGA.
José Miguel Marco

Tras semanas de tensión, que tuvieron su culminación con los tres pleitos anunciados por el Ayuntamiento de Zaragoza para exigir a la DGA el cumplimiento de los acuerdos en materia de financiación, el alcalde, Jorge Azcón, y el presidente de Aragón, Javier Lambán, han vuelto a hablar. Y de todos los asuntos en discusión, que no son pocos, uno sobresale sobre todos los demás: la firma del convenio de financiación de la ciudad, pendiente de concreción desde que en 2017 se aprobó la ley de capitalidad y que se recogió en el acuerdo alcanzado en el último y único consejo bilateral celebrado en marzo del año pasado.

Las dos instituciones evitaron este miércoles entrar en detalles sobre lo que discutieron el presidente y el alcalde, más allá de la consabida referencia a la "cordialidad" del encuentro, que se produjo el martes por la mañana y se prolongó durante casi dos horas. "Hay voluntad de llegar a acuerdos que sean equilibrados para el Ayuntamiento y para el Gobierno", dijeron fuentes autonómicas.

Pero al margen de las buenas palabras, sin un pacto en materia de financiación parece difícil que fructifiquen otros asuntos pendientes entre las dos instituciones, que arrastran un periodo de tensión por los escasos avances de los acuerdos bilaterales alcanzados hace ya más de un año.

El enfrentamiento fue a más con la decisión de la DGA de anunciar por su cuenta el pacto que habían alcanzado el Ayuntamiento y Becton Dickinson para que esta multinacional construya una fábrica de jeringuillas en los suelos municipales de Empresarium. Y llegó a su culmen con los últimos tres procesos judiciales abiertos por el Consistorio zaragozano contra el Ejecutivo autonómico por diversas cuestiones relativas a la financiación.

Sin desencallar este asunto recogido en la ley de capitalidad, es inviable la normalización de las relaciones bilaterales. Pese al clima de desconfianza, fuentes consultadas indicaron que esta vez sí van a tratar de llegar a un acuerdo. La primera cuestión es el convenio de financiación, que tiene un borrador formulado por la DGA desde la pasada legislatura y que cuenta con la conformidad por parte del Ayuntamiento.

Retirada de los recursos

En el caso de que se cerrara una fecha para la firma del documento, el Consistorio retiraría los recursos judiciales que anunció la semana pasada, al menos dos de ellos (el referido al convenio de financiación y al de servicios sociales). Con este acuerdo, el Ayuntamiento vería incrementada su dotación para convenios en 1,5 millones anuales hasta 2024, partiendo este año de 18 millones.

Según fuentes consultadas, el alcalde y el presidente repasaron los asuntos que vienen siendo objeto de discusión desde hace meses, como por ejemplo los urbanísticos. El Ejecutivo sigue a la espera de que el Consistorio desatasque cuestiones que pueden suponer ingresos para las arcas autonómicas, como el deslinde de los suelos del entorno de la capilla de Torre Ramona, el solar de la calle del Embarcadero o el antiguo Tutelar de Menores, pendiente de una modificación del PGOU.

La recepción de las urbanizaciones del Parque Tecnológico del Reciclado (PTR) y de Plaza son otros asuntos que empañan las relaciones entre las dos administraciones. El Ayuntamiento rechaza recibir estas obras por su elevado coste de mantenimiento y los procesos judiciales en los que están inmersas, sumado a que el Consistorio no obtuvo cesiones del 10% del aprovechamiento por ser proyectos supramunicipales. Además, sigue lejos un acuerdo para los usos compartidos en los antiguos juzgados.

A los problemas ya conocidos se suma el plan de ayudas autonómicas a la hostelería y el turismo, presupuestado en 50 millones de euros y que requiere financiación de la DGA (60%), las diputaciones provinciales (20%) y los municipios (20%). En la reunión no hubo avances. El Ayuntamiento ha expresado su malestar en los últimos días por el hecho de que el Gobierno de Aragón haya activado el plan sin consultar o abrir una negociación previa. De momento, el gobierno PP-Cs sigue sin aclarar si va a aportar fondos al citado plan de ayudas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión