Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Jaraba, un destino entre la naturaleza y el termalismo

La localidad zaragozana conserva el pulso turístico con una afluencia constante de visitas a su entorno ambiental y uno de sus balnearios ya está abierto.

Jordi Pérez atiende a una familia en la confluencia del barranco de la Hoz Seca y las Hoces del Mesa.
Jordi Pérez atiende a una familia en la confluencia del barranco de la Hoz Seca y las Hoces del Mesa.
Macipe

Jaraba, con uno de sus tres balnearios ya abiertos, vuelve a contar con una oferta turística asentada en dos pilares: naturaleza y termalismo. En esta Semana Santa, el reguero de visitas ha sido constante sin llegar a lo excesivo. "Habíamos estado en Calatayud y el Monasterio de Piedra, pero no conocíamos esta zona y nos han hablado muy bien", explicaban Cristina Rieger, Javier García y su hijo Alejandro recién llegados ayer desde Zaragoza a la entrada del barranco de la Hoz Seca.

El boca a oreja es la vía que está movilizando la afluencia de turistas a la zona en época de pandemia: "Hay mucha visita de primera vez porque les ha hablado alguien cercano. El confinamiento provincial ha favorecido que se descubran las Hoces del Mesa", detalló Jordi Pérez, de la oficina de Turismo de la localidad, que relató que los turistas "se van contentos".

"Conocíamos el río, pero hemos vuelto por los senderos y para estar al aire libre", explicaron Patricia, Esther, Nacho, Emilio, Alonso y Adrián de La Muela. Ayer, más de veinte personas habían pasado a primera hora por la mesa de atención cercana al santuario, el jueves fueron 120. Aguas abajo, el balneario de la Virgen anotaba su segundo fin de semana abierto. "De lunes a miércoles hemos estado al 15% y desde el jueves, al 50% raspado", detalló Javier Zarzosa, su director general.

En la Comunidad de Calatayud, con seis de los 12 balnearios de Aragón, las fechas de reapertura son dispares: Sicilia y Serón, en Jaraba, miran a principios de junio; Paracuellos de Jiloca, al 30 de abril; el hotel balneario Alhama de Aragón, al 1 de junio, y Termas Pallarés espera saber qué será del programa Imserso.

Ahí, y en el desconfinamiento autonómico, es donde descansan las esperanzas del sector. "Dependemos de Madrid en un 70% y hasta entonces el esfuerzo de abrir es por nuestros trabajadores y para cubrir gastos", reconoció Paloma Ferreira, consejera delegada. Cristina Sicilia, administrativa, explicó: "En Jaraba y alrededores hay mucho paro, muchas personas en ERTE y miedo, porque no sabes cuánto durará así".

Anento vuelve a recibir una avalancha de visitantes

Anento ha vuelto a ser un destino preferente para los turistas. Durante los días de Semana Santa, el Ayuntamiento estima que cerca de 8.000 personas han podido acercarse hasta la localidad zaragozana, lo que da una media de más de 2.000 visitas entre el jueves y el sábado.  "A las 11.30 el aparcamiento estaba lleno, pero también se ha completado la zona del castillo y eso no había pasado", reconocía el alcalde, Enrique Cartiel. En el último puente festivo, cuando el confinamiento provincial estaba todavía en vigor, los registros de la oficina de Turismo local (3.277) prácticamente duplicaron a los contabilizados entre las de Daroca y Gallocanta (935 y 752, respectivamente).

Por otra parte, en el Moncayo durante este puente festivo hay una gran afluencia de visitantes, pero sin llegar a las aglomeraciones detectadas cuando se limitaba más la movilidad durante el confinamiento perimetral de las provincias y esta zona fue uno de los destinos naturales más demandados, explicó un agente forestal de Tarazona.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión