Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Gastronomía

BARES Y RESTAURANTES

Cafetería Manhattan: el vermú se adapta al ‘take away’

Para adaptarse a las nuevas modalidades de consumo, desde el restaurante zaragozano lanzaban el pasado mes de enero un vermú a domicilio que ha gozado de gran aceptación en el barrio.

La encargada de la cafetería Manhattan, en Valdespartera.
La encargada de la cafetería Manhattan, en Valdespartera.
C.I.

La cafetería restaurante Manhattan es una de las más conocidas del barrio de Valdespartera. Ubicada en el número 9 de la calle Desayuno con Diamantes, su nombre o su decoración no son casuales pues están inspirados en la mítica película rodada en el Upper East Side de uno de los cinco distritos que conforman Nueva York. También se realiza un homenaje a otro grande del cine norteamericano, Woody Allen, director de la película que lleva el nombre del establecimiento.

Un retrato del cineasta e imágenes de rascacielos y calles de la Gran Manzana completan la visita al local, uno de los primeros que llegó al barrio y que abrió sus puertas hace más de una década. 

Tras la barra y bajo los mandos del establecimiento zaragozano se encuentra Adina Nedelcu, su encargada. Un bar que, asegura, siempre ha sido “muy familiar, como es el propio barrio de Valdespartera”, reivindica. Sin embargo, todo cambió hace un año, en marzo de 2020. “Aquí muchos días bajaba gente y acababan juntándose varias mesas o varias familias y pasando aquí la tarde entera, surgían cosas y teníamos mucha vida”, rememora.

Esta es una de las cosas que ha cambiado la crisis sanitaria: “La gente sigue teniendo miedo, menos, pero se nota”. La reducción de aforos, la distancia de seguridad, el uso de mascarilla. Todo ha cambiado mucho en los últimos 12 meses. Tradicionalmente han ofrecido una amplia carta de bocadillos y tapas, así como menú diario. Uno de sus puntos fuertes era el vermú. “Cuando vimos que la gente prefería quedarse en casa y que habían cambiado los hábitos de consumo, y que los vecinos por primera vez se estaban quedando aquí en lugar de bajar al centro, pensamos en crear un vermú ‘take away’”, explica.

Del mismo modo, todo esto desde el mes de enero, han adaptado su carta para envío a domicilio. Un servicio que va creciendo, aunque muy poco a poco. “Lo que más éxito ha tenido ha sido el vermú porque es todo casero. Tenemos la opción de Vermutín -para cuatro personas- y Vermutón -para seis- y consta de un surtido de croquetas, de montaditos, unas patatas bravas y una ración de banderillas y vinagrillos y la bebida, todo por 3,80 euros”, explica Nedelcu.

En estos meses tan complicados han apostado por innovar y, sobre todo, ajustar los precios. “Semanalmente lanzamos ofertas, por ejemplo, los jueves son los días de las migas y todos los clientes reciben una cazuelita de regalo con cada consumición”, relata. Un reclamo que también ha sido muy bien acogido por los vecinos del barrio.

Actualmente cuentan con un aforo en sala de 92 personas y de 64 en sendas terrazas, lo que supone un total de 16 mesas en exterior de las cuales 12 se encuentran en Desayuno con Diamantes y cuatro en la calle Cantando bajo la lluvia. Actualmente el aforo está en 30 personas en el interior y 100% en terraza.

Un acto de valor

“Recuerdo el 13 de marzo como si fuera ayer. Pensaba que cerraríamos 15 días y no volvimos a trabajar hasta diciembre. Tras nueve meses cerrados soportando los costes… teníamos tantas ganas de abrir que creo que se está notando en el trabajo”, admite. Y aún con todo, reconoce que abrir con la que está cayendo… “es un acto de valor”.

“Creíamos que no podíamos seguir cerrados y que si abríamos el barrio iba a responder porque somos uno de los bares referentes. Seguimos haciendo números y buscando la manera, pero poco a poco nos acercamos a conseguir ser al menos viables económicamente hablando”, añade. Y así ha sido. Los vecinos de Valdespartera no han dudado en volcarse con el local que, durante los meses de cierre, también aprovechaba para llevar a cabo algunas mejoras como adaptar la cocina o darle una mano de pintura.

“Nosotros no hemos parado de pensar en cómo volver a trabajar y hacerlo de la mejor manera posible. Ahora con la ampliación de horarios de cenas nos van a dejar respirar. Esperemos que pronto se acabe esta crisis y podamos volver a la normalidad, al final lo que más echas de menos es el ambiente del bar ya que ahora no es igual”, opina.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión