Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

empleo

La temporalidad afecta al 18% de la plantilla del Ayuntamiento de Zaragoza tras duplicarse en los últimos 5 años

La oferta de empleo público en marcha pero sin resolver de 360 plazas reducirá la tasa a un 10%. Los interinos denuncian "fraude de ley" y piden la paralización de los procesos selectivos

Loading...

Prácticamente el doble. Lejos de reducirse, en los últimos años la tasa de temporalidad entre los trabajadores del Ayuntamiento de Zaragoza no ha hecho más que crecer. Son ya el 17,8% de toda la plantilla municipal, tras pasar de las 560 personas que en 2012 desempeñaban su labor sin una plaza consolidada a las 858 que lo hacen en la actualidad. Durante ese periodo, el número de interinos creció en cada ejercicio excepto en tres, entre ellos 2020. Desde el gobierno reconocen que "ha habido dejación", pero recuerdan que 360 de esas plazas están incluidas en la oferta de empleo que está en marcha actualmente. Si se tiene en cuenta también al personal de las empresas públicas y los patronatos, el número de empleados temporales asciende hasta los 1.171, un 23,7% del total.

Según datos de la Plataforma de Trabajadores Temporales (Pttaz), la antigüedad de estos empleados oscila entre los 15 y los 20 años, aunque hay algunas personas que incluso alcanzan los 35 en el mismo puesto. Además, son las mujeres quienes más padecen esta inestabilidad laboral, ya que el 34% de todas ellas pertenecen a esta categoría, frente al 14% de los hombres. Para acabar con esta elevada tasa de eventualidad, la solución es la convocatoria de concursos de méritos pero, hasta ahora, el último que se celebró en la capital aragonesa fue en 2009.

Desde la coalición PP-Cs apuntan, como ya ha hecho el concejal del área, Alfonso Mendonza, en múltiples comisiones, que en este asunto "ha habido dejación durante los últimos años". "El actual gobierno es consciente y trabaja para ponerle solución. Hacemos frente a través de la tasa de reposición, que decide el Gobierno de España, lo que permite reducir el porcentaje de interinidad", explican fuentes municipales. Precisamente, según informan desde los sindicatos del Consistorio, ya hay 360 plazas en distintas ofertas de empleo por lo que, cuando se terminen de ejecutar, el número total de interinos pasará de 858 a 498. Además, como apuntan las mismas fuentes, en la Oferta de Empleo de 2021 se podrán incluir 130 plazas, que es lo que permite el Ejecutivo central.

Desde el Ayuntamiento destacan que, como indican estos datos, la cifra se está consiguiendo rebajar y que, desde el año pasado, "la tendencia ya es a la baja". Indican que si se consideran las oposiciones en marcha pero todavía sin resolver la tasa se caería a 10,36%, unos niveles que no se alcanzaban desde 2015. Aunque la reducción del número de interinos es algo positivo, que se traduce en más estabilidad y mejores condiciones para la plantilla, es en la manera de lograrlo en lo que difieren muchos de estos trabajadores, que aseguran que tanto aquí como en el resto del país están sufriendo una situación de "abuso de temporalidad".

Un grito de auxilio

Los trabajadores temporales de las administraciones públicas hace tiempo que tratan de pedir auxilio para acabar con su situación. Denuncian que llevan años "en fraude de ley" porque están atendiendo necesidades laborales permanentes y ya han protagonizado varias movilizaciones para pedir la paralización de los procesos selectivos ya que, lamentan, les abocarán a perder sus puestos de trabajo de manera "injusta". Según indican desde la plataforma de interinos del Ayuntamiento, la mayoría quienes sufrirían estos "despidos libres y gratuitos" tienen alrededor de 50 años y tendrían aún más difícil reincorporarse al mercado laboral.

"La administración constantemente ha utilizado contratos temporales para ocupar puestos de trabajo que deberían ser fijos", resume Raquel Blasco, la portavoz de Pttaz, entidad que el miércoles protagonizará otra concentración junto al sindicato CGT en la plaza del Pilar. El abuso de temporalidad, según indica, "se debe sancionar de forma suficiente y disuasoria, como claramente dice la sentencia europea de marzo del año pasado".

En la actualidad, según informan fuentes sindicales, solo 150 interinos llevan menos de 3 años trabajando en los servicios municipales. Todos los demás, añaden, están en fraude de ley. Cuando se ejecuten las plazas que ahora están en oposición, los empleados en esta situación serán 348.

Miki Berbegal (23 años como interino en el Ayuntamiento) y José María Campos (34 años).
Miki Berbegal (23 años como interino en el Ayuntamiento) y José María Campos (34 años).
Oliver Duch
José María Campos: "Los exámenes son dificilísimos y no se ajustan al desempeño del puesto, si fuera así aprobaría"

Cree que la suerte no estará de su parte. No es cuestión de negatividad, sino que ya ha visto lo que les está ocurriendo a otros compañeros en situaciones similares. José María Campos trabaja como informático en el Ayuntamiento de Zaragoza desde hace 34 años. Es, con toda probabilidad, uno de los interinos con más antigüedad de toda la plantilla municipal. Y hasta ahora no había tenido opción de afianzar su plaza. 

La prueba ya se ha celebrado y, aunque aún no tiene el resultado, las expectativas no son nada buenas. "Los exámenes son dificilísimos e imposibles de aprobar y no se ajustan al desempeño del puesto, si fuera así aprobaríamos", critica Campos, que además explica que ya no puede estudiar como lo hacía años atrás. 

"El problema no es que se saquen oposiciones, es que estamos en fraude de ley. Y tengo 58 años. El horizonte laboral que se nos abre ahora es muy negro", lamenta.

Miki Berbegal: "No llegué a la fase de concurso y mi trabajo acabó en la basura. Siento que me han estafado"

Cuenta su recorrido laboral prácticamente de carrerilla, aunque al llegar a la actualidad –o más bien al futuro próximo– comienza a titubear. "Empecé para un año pero he pasado 23. Me dijeron que cubriría vacaciones, pero desde el principio he trabajado como uno más, solo que sin poder ascender". Miki Berbegal comenzó a trabajar como técnico sociocultural en el Ayuntamiento de Zaragoza en 1998, pero no ha sido hasta 2021 cuando su plaza ha salido a oposición.

Ya se ha presentado al examen, pero no lo ha superado. Su experiencia, lamenta, no se ha tenido en cuenta porque la fase de oposición se hizo antes que la de concurso. "Me siento estafado", asegura Berbegal, que critica que todo su esfuerzo haya acabado "tirado a la basura".

"Denunciaré el abuso de temporalidad y pediré volver a mi puesto", adelanta. Además de la suya, ya se han hecho más de 400 demandas individuales.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión