Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

sábado de pasión

Los tambores y la jota cobran protagonismo en el pregón de la Semana Santa

El jesuita Antonio España invita en estas celebraciones tan atípica a hacer «más hermandad que nunca».

Un momento del acto celebrado esta tarde en San Carlos.
Un momento del acto celebrado esta tarde en San Carlos.
FRANCISCO JIMENEZ

La Semana Santa de Zaragoza ya ha dado comienzo oficialmente aunque –como es sabido– este 2021 las procesiones no tomarán las calles y habrá que acudir a las iglesias, con sus restricciones de aforo, para poder venerar las tallas. El jesuita Antonio España ha ofrecido este sábado el pregón en San Carlos Borromeo, ante los 25 hermanos mayores de las hermandades zaragozanas, en representación de los casi 20.000 cofrades de la capital, así como del alcalde Jorge Azcón y del arzobispo Carlos Escribano.

«Uno de los males de nuestro siglo es que vivimos en profunda desconexión social», ha afirmado el pregonero, que ha definido la procesión como «un lugar de encuentro». «Cargando un paso, diseñando un mano, colocando claveles... Entre los cofrades hay un número creciente que experimenta su pertenencia a un grupo local y universal. La pandemia nos ha hecho ver que estamos todos en el mismo barco, que formamos parte de una misma humanidad».

El pregón, organizado por la Cofradía del Descendimiento de la Cruz y Lágrimas de Nuestra Señora, por delegación de la Junta Coordinadora, ha sido emitido a través de las redes sociales y ha alternado las intervenciones en directo con emotivos vídeos en pantalla gigante.

La retransmisión ha comenzado con un audiovisual en el que aparecían, uno a uno y con mascarillas, representantes de todas las cofradías portando sus estandartes saliendo de San Cayetano. Después ha tomado la palabra el actor Rafa Blancas, que ha ejercido de maestro de ceremonias, y ha asegurado que estos días se celebra «el triunfo final de la luz» y ha querido tener un recuerdo para todos aquellos que aún se encuentran sufriendo «la oscuridad de la enfermedad».

Tampoco ha faltado la tradicional ofrenda floral a la Virgen del Pilar, aunque hubiera que hacerla a través de un vídeo, en el que Mariano Julve, presidente de la Junta Coordinadora, ha asegurado que junto a las flores, este año tan singular, se depositaba «el dolor, la soledad, el desvelo, el sacrificio, el esfuerzo, la entrega...» de todos los que han sufrido o han luchado contra la covid.

Uno de los momento más celebrados de la tarde han sido las jotas cantadas por José Blas Rando y Ana Iguarbe, acompañadas por redobles porque –como se recordó que dijo el papa Juan Pablo II– «quien canta una jota, reza dos veces».

Esta misma mañana se ha dado una situación extraordinaria en la historia de la Semana Santa de la capital y ha sido el ver cómo a primera hora de la mañana la Dolorosa y la Virgen de la Piedad han salido cubiertas de la iglesia de San Cayetano, que no abrirá sus puertas para veneración de las imágenes los próximos días. La primera ha encontrado refugio en la iglesia de Santiago, mientras que los hermanos de la Piedad han llevado su Virgen a la iglesia de San Felipe. Algunos cofrades han madrugado para obtener esta inédita estampa, que se produce tras la negativa de la Diputación Provincial de Zaragoza a abrir San Cayetano durante la Semana Santa. El Cristo de la Cama, que aún permanece dentro del templo, será llevado el próximo Viernes Santo a la basílica del Pilar. 

A partir de mañana, Domingo de Ramos, los amantes de la cultura morada han de estar atentos para saber dónde pueden ver cada imagen, dado que las iglesias han tenido que distribuirse el rico patrimonio procesional de las cofradías. La 'borrica', por ejemplo, paso titular de la Entrada, podrá verse en la iglesia del Sagrado Corazón. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión