Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ayuntamiento de zaragoza

Comienzan los trabajos para retirar la losa superior del parquin de Salamero

Los técnicos cavarán ahora una zanja perimetral y marcarán la superficie y en un mes se comenzará a retirar la cubierta desde el centro de la plaza 

Una máquina abre una zanja en los extremos de la plaza de Salamero.
Una máquina abre una zanja en los extremos de la plaza de Salamero.
José Miguel Marco

El aparcamiento subterráneo de Salamero empezará a quedar al descubierto en el plazo de un mes. El Ayuntamiento de Zaragoza ha iniciado esta semana los trabajos en la superficie para preparar toda la operación de retirada de la losa superior del parquin, después de que un informe revelara un fallo constructivo y aconsejara acometer un derribo urgente. El concejal de Urbanismo, Víctor Serrano, ha detallado este viernes las futuras actuaciones, que aunque comienzan ahora su parte más notable arrastran ya más de un año de trabajos, desde que en enero de 2020 cediera tres centímetros el techo del estacionamiento. "Ahora es cuando las obras van a coger más ritmo y ser más visibles", ha apuntado. No obstante, todavía habrá que esperar para volver a utilizar la plaza, algo que llegará, como pronto, después del verano de 2022 tras su futura remodelación.

Las obras se han dividido en cinco fases y, según ha explicado el edil, ahora se trabaja, desde febrero, en la segunda de ellas, que consiste en estabilizar la estructura con el apuntalamiento vertical de todos los sótanos y descargar del peso de tierras de la zona del muro exterior del aparcamiento, para lo que ahora se está ejecutando una zanja perimetral en la superficie. "De inmediato, aproximadamente en abril, se procederá al desmontaje de la losa superior del parquin", ha indicado. Anteriormente, a principios de este año, se llevaron a cabo los trabajos previos como el vallado, la inspección de la infraestructura, el desmontaje de las instalaciones del sótano -1 y el análisis y cálculo de las actuaciones. 

El desmontaje de la cubierta, que dejará a la vista la planta superior del aparcamiento subterráneo, se extenderá hasta el verano. Para ello, los operarios han comenzado ya a delimitar en la superficie las piezas mediante un precorte en el mortero de protección para luego acometer el corte definitivo. Se trabajará desde el centro de la plaza hasta el exterior. En primer lugar, las piezas más pequeñas se retirarán con maquinaria ligera y, después, los fragmentos más grandes se sacarán con una grúa autopropulsada que se ubicará en diversas posiciones en alrededor de la plaza. Tras esto se acometerán la cuarta y quinta fase, que consistirán en construir una nueva losa y acondicionarla para hacer la futura plaza. 

Afecciones al tráfico

Durante este tiempo, los trabajos causarán afecciones a al circulación y, por ello, el área de Movilidad ha elaborado un informe de reordenación del tráfico. "Nos preocupa mucho que los vecinos y comerciantes que tienen que sufrir los inconvenientes que siempre conllevan unas obras de esta envergadura tengan las mínimas afecciones posibles", ha asegurado Serrano, que ha apelado a la "paciencia" de todos los que pasan habitualmente por allí, así como de los tres colegios de la zona. "Que sepan que el futuro de esta plaza va a ser emblemático, que queremos hacer una plaza diferencial en la ciudad y convertir toda esta zona en una supermanzana", ha indicado. 

En cuanto a los vehículos, se crearán pasos alternativos y se facilitarán las tareas de carga y descarga y los accesos a los garajes privados, también al propio parquin de Salamero, para lo que se creará una zona de circulación en la acera mediante chapas y un vallado que lo separe de los peatones. En concreto, la calle de Morería se convertirá en doble sentido, por lo que se tendrán que eliminar las plazas de aparcamiento de la calle para permitir el tránsito. También se hará lo mismo en la calle de Azoque entre Valcarreres y la plaza del Carmen. Para paliar el déficit de plazas, los técnicos estudian habilitar una nueva zona de carga y descarga y otra para estacionar motos. 

Además, el acceso a la calle de Cinco de Marzo se hará exclusivamente por Independencia y para tareas de carga y descarga, por lo que los coches deberán maniobrar en la propia calle para volver a salir por el mismo lugar. Por último, el acceso a la calle de Teniente Coronel Valenzuela, la Audiencia, los garajes de Fuenclara y el reparto de mercancías por el Casco Histórico se garantizará haciendo de doble sentido la circulación de Teniente Coronel y a contrasentido el tramo del Coso. Ante un posible cruce de vehículos se realizará un paso alternativo mediante semáforos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión