Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Nueve Dominican Don’t Play declaran este lunes desde la cárcel de Zuera por videoconferencia

Han pasado once días en cuarentena y se les repartirá por distintos módulos. Se les practicó una prueba PCR el pasado viernes.

La Policía Nacional detuvo a este presunto miembro de los DDP en el barrio de San José de Zaragoza
La Policía Nacional detuvo a este presunto miembro de los DDP en el barrio de San José de Zaragoza el pasado día 2
Guillermo Mestre

Nueve miembros de la banda latina Dominican Don’t Play (DDP) declararán este lunes ante el Juzgado de Instrucción número 9 de Zaragoza. Lo harán por videoconferencia desde la cárcel de Zuera, donde se encuentran en prisión provisional desde que el pasado día 2 fuesen detenidos en una macrooperación policial en la capital aragonesa contra la organización.

Los miembros del grupo criminal, en régimen FIES (una serie de medidas consistentes en un mayor control y vigilancia), se hicieron pruebas PCR el pasado viernes y están ahora mismo agrupados en un módulo de cuarentena hasta este lunes. Aquellos que no sean puestos en libertad por el juez serán distribuidos en módulos distintos, una práctica penitenciaria habitual cuando hay varios internos pertenecientes a una misma banda.

El seguimiento de los DDP en la cárcel de Zuera está siendo "tan exhaustivo como si fuesen presos de ETA o yihadistas", indican fuentes penitenciarias. Para evitar cualquier conato violento u otra actividad fuera de las normas de conducta, los funcionarios de la prisión "vigilan sus movimientos a través de videocámaras con especial perseverencia", agregan estas mismas fuentes.

Los nueve DDP que prestarán declaración forman parte del grupo de catorce detenciones que practicó la Policía Nacional en distintos puntos de la ciudad, en viviendas de barrios como San José o el Actur. Entre otros, los agentes capturaron al cabecilla de la banda, Steven Guarionex Vásquez Montero, apodado Biwan y al que constan más de una veintena de antecedentes policiales por delitos de lesiones, abusos sexuales o tenencia de armas, entre otros.

Como hiciera antes con organizaciones como los Ñetas o los Latin Kings, el Tribunal Supremo declaró ilegal a la banda latina DDP en febrero de 2014. Durante los registros, los agentes buscaban sobre todo armas –principalmente, machetes y cuchillos– y droga, por lo que también podrían acabar imputados por delitos de tenencia ilícita y tráfico de estupefacientes.

No a todos los arrestados el pasado día 2 los encontró la Policía en sus viviendas, ya que varios se personaron voluntariamente en la Jefatura Superior de Aragón al saber que eran buscados: entre ellos, Michael de la C. y Sergio Antonio M. El primero es uno de los ‘fichados’ con más reseñas policiales, ya que le constan al menos 16 por delitos de amenazas y lesiones. La última vez que fue arrestado fue en octubre de 2019 por el apuñalamiento de un joven de 19 años a las puertas de un bar de copas ubicado en la calle de Marcos Zapata, en el barrio de Delicias.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión