Zaragoza
Suscríbete

Calatayud ensalza la labor de colectivos esenciales y voluntarios durante la pandemia

La edición 2020 del Premio Ciudad de Calatayud ha cambiado de fechas coincidiendo con el primer aniversario del decreto de estado de alarma y ha tenido como escenario de entrega un acto al aire libre en la plaza Joaquín Costa para descubrir un monolito realizado por el escultor bilbilitano Carlos Molina

La inauguración de la escultura 'El aplauso', realizada por el artista bilbilitano Carlos Molina, ha simbolizado este domingo la entrega del Premio Ciudad de Calatayud. Ha sido en un acto realizado en la céntrica plaza de Joaquín Costa, frente a la Casa Consistorial, donde se ha colocado el monolito y se ha celebrado un acto para ensalzar la labor de los profesionales de actividades esenciales y personas voluntarias, a quienes va destinada la edición 2020 del galardón y que con su labor han bregado –y siguen haciéndolo- contra la pandemia del coronavirus desde hace más de un año. A la cita estaban invitados medio centenar de representantes de estos sectores y se han sumado unas pocas decenas de vecinos como público.

"También queremos tener un recuerdo con aquellas personas que han sufrido la enfermedad, pacientes que han tenido que estar aislados y a los que quedan duras secuelas físicas y psíquicas. Y también a quienes nos han dejado, cuyos familiares sobrellevan un duelo duro sin poder haberse despedido de sus seres queridos", puntualizaba durante su intervención el alcalde de Calatayud, José Manuel Aranda, quien ha recordado que la entrega suele desarrollarse en la antesala de las fiestas de la Virgen de la Peña, que este pasado año no se celebraron. En el caso de la cabecera comarcal, según datos del Gobierno de Aragón, 1.177 personas han sido contagiadas y 40 han fallecido desde que hay registros oficiales. En toda la demarcación han sido 2021 infectados y 65 muertes.

Así, el símbolo del galardón han sido unas manos en gesto de aplauso realizadas en piedra arenisca por el veterano escultor local Carlos Molina, para quien esta obra ha tenido un doble significado: "Es una continuidad de ese acto espontáneo de agradecer la labor de los sanitarios cuando se salía a los balcones y ventanas, que he hecho con mucho cariño e ilusión, pero también me ha servido para volver a sentirme útil después de haber pasado el coronavirus". En su caso, explicaba, fue hace un año y cayó enferma toda su familia. "No estuve ingresado afortunadamente. Nos cogió a todos y lo hemos superado. Para mí me ha supuesto volver a respirar", valoraba.

"Tuvimos que improvisar"

A lo largo de la ceremonia, conducida por el periodista José Juan Verón, también intervino una emocionada Marisa Catalán, jefa de Urgencias del hospital Ernest Lluch de Calatayud. "Nos habíamos preparado contra la gripe aviar, contra la gripe A, contra el ébola, pero el enemigo nunca llegaba. Esta vez vino con todas las armas y nosotros sin medios", sintetizaba. En este sentido, recordaba cómo "tuvimos que improvisar" porque "no llegaban ni equipos de protección ni mascarillas", indicando que constituyeron sus propios "talleres de costura con bolsas de basura".

En sus palabras también tuvo un recuerdo para todo el personal que trabaja en el sector sanitario y en las personas que prestaron su ayuda: "Empresarios, comercios y asociaciones de toda la comarca nos prestaron su apoyo", subrayaba. También el general director de la Academia de Logística del Ejército, Eloy Celma, agradeció la mención a su labor y recordó su compromiso de servicio a España. El acompañamiento musical de la ceremonia fue realizado por una pequeña representación de alumnos de la Escuela Municipal de Música José de Nebra.

Últimas noticias del coronavirus

Toda la información sobre el coronavirus en Aragón.

Más noticias sobre el coronavirus en España y en el mundo.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión