Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

Unas 8.000 plazas de aparcamiento se reparten en 70 solares de Zaragoza con dudas sobre su legalidad

Estos espacios se usan en Zaragoza de forma provisional como estacionamiento. La Policía puede multar a los vehículos que invadan la acera para acceder a ellas. 

Una señal volcada de prohibido aparcar en los solares que quedan junto a Etopia.
Una señal volcada de prohibido aparcar en los solares que quedan junto a Etopia.
Heraldo

El debate volvió a la primera plana la semana pasada tras una docena larga de multas a coches estacionados en un área sin señalizar junto a los Pinares de Venecia. Sus ocupantes se fueron a tomar un vermú al parque con motivo de la Cincomarzada y, al regresar, se encontraron con la desagradable sorpresa. ¿Se puede aparcar en zonas que no estén expresamente habilitadas para ello? ¿Cuántos solares hay en Zaragoza en los que se lleva a cabo esta práctica? ¿Por qué unos están acondicionados y otros no?

Según la memoria de la Policía Local del 2019 (el año pasado es muy peculiar por la caída del tráfico), en la capital se abrieron 88.083 expedientes sancionadores por infringir la normativa en paradas y estacionamientos. Entre estas hay que discernir entre las que se ponen por irregularidades en la zona azul y por las numerosas dobles filas, pero una buena parte corresponden también a aparcar en zonas indebidas.

Según explican desde el Consistorio no hace falta que se explicite mediante señales o badenes que hay zonas en las que está prohibido aparcar porque en la mayoría es evidente. Citan de ejemplo la plaza del Pilar o el área verde de los pinares del Cabezo, aunque en este último enclave hay explanadas, en las que es habitual ver coches aparcados y, generalmente, se hace la vista gorda. Aducen los conductores que no se obstaculiza ningún paso ni se molesta a otros usuarios de la vía, por lo que no ven inconveniente a hacer lo que viene haciendo siempre. Y este es uno de los asunto a debate: la costumbre y lo consuetudinario. Hay barrios con grandes vacíos urbanos y con terribles problemas de aparcamiento, por lo que desde tiempos inmemoriales se han usado estas parcelas para dejar el coche.

El Ayuntamiento calcula que en Zaragoza hay unas 70 parcelas que los vecinos usan de forma provisional como aparcamiento. Suelen ser solares vacíos a la espera de que lleguen viviendas o equipamientos. Estos párquines improvisados puede llegar a sumar más de 8.000 plazas de aparcamiento lo que supone una verdadera competencia para el estacionamiento regulado (la zona azul y naranja) y para los párquines subterráneos.

Los solares que se usan irregularmente para aparcar suman tantas plazas como la zona azul

En los últimos años, el Consistorio sí ha ido habilitando y regularizando alguno de los más utilizados (y de titularidad pública, claro) como puede ser el que quedaba justo frente al Grande Covián, en una parcela en paralelo al Tercer Cinturón. Era una reivindicación de los vecinos de la zona (el centro de especialidades da servicio a 250.000 vecinos) y se invirtieron 43.000 euros para adecentar cerca de 1.200 metros cuadrados de terreno. Ahora el área de Urbanismo maneja un proyecto parecido en Movera para facilitar las cosas a las familias que llevan a sus chavales al colegio Juan Pablo Bonet. Es el caso de la parcela entre las calles de Zafiro y Rubí de La Paz, las de las calles Baile y Espartidero en Santa Isabel o junto a Kasán en la margen izquierda, por ejemplo, también ha sido urbanizadas para estos fines.

Uno de los estacionamientos regularizados en Parque Roma.
Uno de los estacionamientos regularizados en Parque Roma.
Heraldo

¿Cómo se ‘legalizan’ estas zonas? Para darles carta de naturaleza de aparcamiento basta con retirar las malas hierbas que suelen hacerse fuertes en el terreno, retirar ciertos bordillos y, generalmente, reubicar los pasos de cebra. En muchas ocasiones también se nivela el terreno con zahorra artificial y se retiran bolardos y vallas publicitarias que pueden obstaculizar el paso. Imprescindible es también señalizar con badenes las zonas de entrada y salida, y suelen pintarse las plazas en el suelo, tal y como se ve en distintos en los pliegos de distintos proyectos de reconversión en los que se suelen guardar 5 metros de longitud y 2,5 de anchura por vehículo.

Otros solares no tienen tanta suerte y son terrenos bacheados donde se acumulan los charcos y en los que los coches corren el riesgo de dejarse los bajos. Las parcelas usadas como aparcamiento tienden a ubicarse en barrios periféricos y, en una rápida radiografía, parece que el Arrabal y la zona de Oliver-Valdefierro se llevan la palma pues cuenta con una docena cada barrio. También son numerosos los de Valdespartera (y eso que está el párquin disuasorio del tranvía al lado) y hay algunos ‘clásicos’ y muy útiles en situaciones excepcionales, como los que quedan detrás del pabellón Príncipe Felipe y que se llenaban -con el beneplácito policial- cuando los partidos del Casademont eran con público. 

[[[HA ARCHIVO]]]
Coches aparcados junto a la estación de Cercanías de Miraflores.
Heraldo

Otros conocidos por todos los conductores son los descampados de la Federación de Tenis (en la trasera del Seminario) o los que circundan las estaciones de Cercanías, sobre todo, la de Miraflores. También en la avenida de Soria, en la zona alta de la Almozara, varios proyectos urbanísticos fallidos han hecho que el entorno de los modernos edificios Ciem y Etopia sean paisajes de piedras, maleza y abandono. Dicen los vecinos que en los bajos de ambos centros tecnológicos sí suele haber patrullas que multas a los conductores que aparcan mal porque en la zona urbanizada hay plazas señalizadas, si bien, parece que se quedan cortas para la demanda del barrio. Cuentan, además, que algún usuario tienta en exceso a la suerte pues deja allí el coche para coger un tres en Delicias y no vuelve a buscarlo hasta pasados dos o tres días.

La ventaja es la gratuidad; el inconveniente, los barrizales y algunos actos de vandalismo

Tampoco han de confiarse en exceso los zaragozanos que se acercan a pasar la mañana al Barranco de la Muerte, que se ha descubierto como un perfecto refugio para poder jugar con los perros. Allí, junto a los Pinares de Venecia, hay un camino de tierra que conduce casi hasta la tirolina del parque, pero no hay que olvidar que a pocos metros de distancia queda la comisaría de Policía de La Paz, donde pueden estar ojo avizor.

¿Más ejemplos? El de la calle de Embarcadero también es uno de los grandes clásicos que da servicio no solo a Casablanca sino a muchos vecinos de Cuarte y Cadrete que se acercan a la capital y el descampado de la Ronda de Boltaña, junto a la carretera de Huesca, es uno de los mayores, dado que se calcula que en él pueden entrar hasta 600 coches. Harina de otro costal es el culebrón en torno al párquin hasta ahora irregular de la Aljafería, en donde fueron multados hasta antes de su urbanización no sólo algunos diputados sino también los vecinos de la Almozara que iban de visita al ambulatorio.

En el Arrabal, Las Fuentes y la Almozara (en la imagen) se extiende el problema de aparcamiento.
En el Arrabal, Las Fuentes y la Almozara (en la imagen) se extiende el problema de aparcamiento.
Heraldo

Los usuarios que deciden aparcar en estos espacios destacan la gran ventaja de su gratuidad (la demanda de garajes tras la pandemia sigue cayendo), pero también lamentan que la nula vigilancia provoca que en más de una ocasión, aprovechando la falta de luz, los vándalos la hayan emprendido contra las lunas o los retrovisores de algún vehículo.

Algunas juntas de distrito ya han expresado su ‘sensación’ de que las multas “van por barrios” y que lo que se consiente en una zona de la ciudad está prohibida en otra. En realidad, la norma es una única, aunque la ‘generosidad’ de hacer la vista gorda sí puede ser diferente según los rincones. Aparcar en estos solares, como se ha dicho, no está específicamente prohibido, a no ser que haya una indicación expresa. La Policía Local, no obstante, sí puede multar a los vehículos que invadan la acera para acceder a ellos, aunque no hayan visto al conductor realizando la maniobra. Es difícil que un vehículo haya llegado hasta esa parcela sin invadir una zona peatonal, aunque cosas más raras se han visto…

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión