Zaragoza
Suscríbete

El tercer vaso del vertedero de Calatayud está cerca de su límite de almacenamiento

El Consorcio que lo gestiona estudia una alternativa temporal hasta que se inicie el servicio provincial de recogida de residuos.

Instalaciones del vertedero bilbilitano en las Planas de Armantes, a punto de colmatarse.
Instalaciones del vertedero bilbilitano en las Planas de Armantes, a punto de colmatarse.
Macipe

El tercer vaso del vertedero de Calatayud, que se abrió a mediados de 2019 con una esperanza de vida de algo más de año y medio, está cerca de alcanzar su límite de almacenamiento previsto. Ante este escenario, el Consorcio de la Agrupación número 5, que gestiona esta instalación y recoge los residuos de las comarcas de Calatayud, Daroca, Valdejalón, Aranda y Cariñena, tiene previsto reunirse este mes para plantear una solución temporal hasta la entrada en funcionamiento del plan Ecoprovincia, el nuevo servicio de tratamiento y recogida impulsado desde la Diputación de Zaragoza.

"La situación es complicada, porque las previsiones eran que estuviera cerrado ya el tercer vaso y que las plantas de transferencia de Ecoprovincia para llevar la basura al complejo de Zaragoza se hubieran puesto en marcha", explica Ramón Duce, presidente del Consorcio y de la Comunidad de Calatayud. Hace dos años, el Ayuntamiento bilbilitano dio luz verde a las obras de ampliación con un presupuesto de 235.404 euros y una capacidad para 50.000 toneladas de basura. "Como pasó con el vaso dos, la capacidad se puede ampliar un poco".

Así, de esas instalaciones intermedias que servirán para trasladar los residuos a la capital aragonesa, y que darán servicio a estas zonas, la más cercana a entrar en funcionamiento es la de La Almunia de Doña Godina. "La obra está entregada, pero todavía está pendiente saber qué empresa la gestionará. Una vez que empiece a trabajar allí irán las basuras de Valdejalón, Cariñena y La Almunia, con lo que la situación del vertedero se aliviará", detalla Duce. El siguiente centro será el de Calatayud, situado junto al actual basurero, cuyos trabajos se prevé iniciar este mes.

Duce valora que el Consorcio tendrá que decidir entre varias alternativas provisionales. "Una solución es ampliar el tercer vaso, pero requiere de mucha inversión y luego puede generar problemas para el sellado. Otra pasa por que el centro de tratamiento de La Cartuja y la Diputación de Zaragoza lleguen a un acuerdo para que se puedan ir derivando residuos antes de que se inicie Ecoprovincia", explica el presidente de ambas entidades, que valora esta vía como la "más ventajosa".

Otro de los problemas es que no hay un único contrato de basuras que englobe a los 68 municipios o a la gran mayoría de ellos. "Todavía perviven muchos de los contratos de las antiguas mancomunidades con distintas empresas y es algo que no hemos conseguido unificar y en lo que tenemos que trabajar", concluye Duce.

El vertedero de Calatayud se abrió en 1999 en su ubicación actual, en el paraje de Las Planas de Armantes, y 10 años después tuvo que ser ampliado con una nueva celda con capacidad para 370.000 metros cúbicos de material, cuyo coste –unos 750.000 euros- asumió el Gobierno de Aragón a través del Fondo de Cohesión Comarcal. Desde 2005, recoge los residuos de las cuatro demarcaciones. Actualmente lo gestiona la empresa Urbaser.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión