Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

La Policía busca todavía al autor del acuchillamiento en el parque Delicias

Los cinco detenidos, menores, fueron puestos en libertad horas después de la multitudinaria reyerta.

El arsenal de armas blancas intervenido por la Policía Local a los cinco menores.
El arsenal de armas blancas intervenido por la Policía Local a los cinco menores.
HERALDO

La Policía Nacional sigue buscando al autor de la herida con arma blanca que obligó a ingresar a un joven de 23 años en el Hospital Clínico el pasado miércoles. La agresión sucedió en medio de una gran reyerta, al parecer entre bandas latinas, en la que participaron decenas de chicos, muchos de ellos menores de edad. Los agentes del cuerpo municipal lograron detener en primera instancia a cinco participantes, y ninguno de ellos alcanza los 18 años. Los cinco fueron puestos en libertad, aunque han sido citados a declarar, mientras siguen las pesquisas para encontrar a quien perpetró la cuchillada que, por fortuna, se quedó en una herida superficial. De hecho, el varón ingresado fue dado de alta a lo largo del jueves.

El suceso ocurrió hacia las 21.15 del miércoles. La Policía Local recibía una llamada comunicando que entre las calles Hermanos Gambra y Ciudadela, en uno de los laterales del Parque Delicias, estaba desarrollándose una pelea multitudinaria en la que los participantes iban provistos de armas blancas. A la llegada de los funcionarios, los jóvenes se dieron a la fuga por diferentes calles de los alrededores. La coordinación de las patrullas policiales permitió la detención de los cinco jóvenes, a los que se les intervino un cuchillo con una hoja de 25 centímetros, una navaja, un tubo de hierro, varios ‘bolomachetes’ de más de 30 centímetros, un palo de madera, un martillo, un cuchillo panero y un mango de herramienta de 48 centímetros. Los arrestados fueron entregados a la Policía Nacional.

La intervención generó un gran revuelo en los bloques que rodean el espacio verde, pero también por otras vías por las que los menores echaron a correr, obligando a la Policía a iniciar distintas persecuciones. No es la primera vez que los agentes irrumpen en el parque Delicias por una reyerta. El enclave, que durante las mañanas muestra su lado más tranquilo, cambia de cara a media tarde. «Es raro el día que no entra la Policía, esto se pone imposible a partir de las 17.00», aseguraba ayer un grupo de jubilados que comentaban la pelea del día anterior en una improvisada reunión en el anfiteatro del recinto.

Daños en los edificios cercanos

Las quejas por vandalismo no se ciñen solo al espacio público. Los vecinos de las viviendas cercanas relataban ayer el calvario que atraviesan algunos de ellos. «Se meten en los portales, rompen los cristales, suben las escaleras y vandalizan los espacios comunes», narra Adrián, uno de los afectados, quien también los ha visto orinar en los rellanos. Una de las ‘aficiones’ más comunes de estos grupos de jóvenes consiste en hacerse con los extintores de las comunidades de vecinos. «Los cogen de las escaleras, de los garajes... Se ha planteado poner cámaras de vigilancia. Los vacían en el parque y los abandonan en la hierba o en el estanque», abunda el residente, que agradece que, «por ahora», los daños sean «solo materiales».

Varios propietarios de otra comunidad ubicada justo enfrente de la puerta donde se desarrolló la reyerta consideraban que «uno de los grandes problemas es que, a la hora en que cierran los bares, sigue abierta una tienda de alimentación que no los surte precisamente de comida». Apuntan hacia la «escasa presencia policial», pese a «los continuos avisos trasladados al Ayuntamiento» y a un «mayor descontrol» tras el confinamiento.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión